eBook SaludBioeBooks varios SaludBio

Zincum (metalicum)

ZINCUM (El Metal Zinc)

SINTOMAS MENTALES O PATOGENESIA DE ZINCUM

1 - (+++) Reproduce el cuadro del agotamiento cerebral o nervioso, la antigua neurastenia, consecutiva a un surmenage por estudios prolongados o una actividad mental excesiva, a repetidas vigilias o veladas nocturnas o a intoxicaciones. Hay una dificultad o una gran lentitud en comprender y en responder. Confusión mental, sobre todo al despertar. Marcada debilidad de la memoria con dificultad para coordinar sus pensamientos y con escasez de ideas.

Estupidez progresiva; imbecilidad. Olvidadizo; no recuerda ni lo que ha hecho en el día. Antes de contestar una pregunta, siempre la repite, como si intentara recordarla o fijarla mejor; y contesta lentamente. Niños o gente algo tonta, alelada y dócil, después de afecciones meningoencefálicas; cara inexpresiva. Estupor o inconsciencia cuando no aparece el exantema en las enfermedades eruptívas, o después de erupciones suprimidas. El niño repite todo lo que le dicen.

2 - (++) Hipersensibilidad al menor ruido (que lo hace sobresaltar); a las voces, lo agrava oír hablar a otros, y permanece callado, sobre todo al anochecer, con tendencia a estar sentado.

3 - (++) Atormenta a todo el mundo con sus quejas y sus molestias, gime y se queja constantemente, sobre todo de día. Pero tiene un modo de ser muy cambiante o alternante, con tristeza a mediodía y alegría o hilaridad al anochecer, o viceversa.

4 - (++) Irascibilidad e impaciencia. Irritable al anochecer; niños irritables, atravesados, sobre todo al anochecer (en afecciones cerebrales). Malhumorado,

no quiere hablar con nadie. Tiene estallidos de ira, y una gran inquietud cuando lo dejan solo. Se ofende fácilmente.

5 - (++) Grita, especialmente, cuando duerme (tiene sobresaltos durmiendo) y al despertar, antes de las convulsiones y en las afecciones cerebrales o meníngeas ("grito cerebral"). Sonambulismo por erupciones o emociones suprimídas. Pellizca las cobijas.

6 - (+) Miedo al anochecer, a la oscuridad, a los ladrones, a fantasmas o espectros, a morir, a caerse. Ansiedad: premenstrual; durante la fiebre; de conciencia, con sentimiento de culpa (con remordimiento). Piensa en la muerte, como si el fin estuviera próximo. Gran inquietud.

7 - (+) Insania o manía por erupciones suprimidas. Se ríe excesivamente. Delirio niolento, cree que van a arrestarlo por un crimen, o que lo van a matar, o vé diablos, y quiere escapar, costando mucho detenerlo; impetuoso. Afecciones mentales místicas. Durante el delirio, y en niños, hay un constante presionarse el pubis o aplicar la mano en los genitales.

8 - (+) Tristeza, mejor durante la menstruación. Llanto sin causa. Tendencia al suicidio. Tímido, se ruboriza. Aversión a trabajar y caminar.

9 - (+) Trastornos por emociones; peor por escuchar cosas horribles.

10 Apurado cuando come o bebe.

SINTOMAS GENERALESO PATOGENESIA DE ZINCUM

11 - (+++) Movimientos automáticos e involuntarios en la boca, brazos y manos, pero donde se constituye en el síntoma clave número uno de Zincum, y que es el que lleva casi siempre a su prescripción, es en los pies: incesante y violenta sensación de agitación o inquietud en los pies o extremidades inferiores, que hace que deba moverlos constantemente, aún contra su voluntad y hasta durmiendo; no puede tenerlos quietos.

12 - (+++) Hay un marcado déficit de vitalidad, de tal calibre que está demasiado debilitado para desarrollar los exantemas, para producir la menstruación, para expectorar u orinar, etc.; esta circunstancia origina una serie de trastornos mentales (ver 1 y 5) y físicos (ver Particulares), asi como la supresión de erupciones o descargas. Efectos de exantemas de enfermedades eruptívas (sarampión, escarlatina, etc.) que aparecen demasiado lentamente, o no aparecen o son suprimidos. Excesiva debilidad a la mañana al despertar, o caminando; por diarrea; por hambre; antes de la menstruación, por atender enfermos.

13 - (+++) Hay dos modalidades especialmente de Zincum. En primer término, la mejoria durante la menstruación (sobre todo de los trastornos nerviosos y genitales): todos los sufrimientos, trastornos y síntomas mejoran apenas comienza a fluir la menstruación (excepto convulsiones y corea (ver 14)), pero reaparecen nuevamente al cesar. En segundo término, la agravación por el vino; no puede soportar la menor cantidad de vino: le produce o agrava las cefaleas, náuseas, ardores de estómago, eructos ácidos, hipo, vómitos y hasta la corea, etc.

14 - (++) Convulsiones, especialmente en niños; en la dentición, con cara pálida y sin fiebre, con ojos convulsionados y rechinar de dientes; por erupciones suprimidas o exantemas que no brotan; durante la menstruación; por un susto; en el puerperio; tónicas o clónicas; con caída o con parálisis. Corea con movimientos involuntarios de la boca, cabeza, manos y pies o extremidades inferiores (ver 11), o mueve una mano y la cabeza, o gira ésta de un lado a otro; puede ser producida o agravada por un susto, por erupciones suprimidas, durante la menstruación, en reposo, después de comer, por el vino y al anochecer. Contracciones, sacudidas en músculos aislados. Violentos temblores de todo el cuerpo, especialmente después de emociones. Enfermedad de Parkinson. Desmayos.

15 - (++) Peor: por el tacto; por la presión; por sacudidas o viajando; acostado; sentado; en reposo; por el movimiento; por esfuerzos mentales o aísicos; caminando; de 11 a 12 horas, al anochecer (de 17 a 19 horas) y de noche; por el frío estando acalorado; por el calor; en una habitación calurosa; al aire libre o por corrientes de aire (es muy sensible); después de comer o beber; por azúcar, leche o vino (ver 13) o carne de ternera; por ruidos u oír hablar; antes dé la menstruación y durante. Mejoría: por descargas (de los síntomas torácicos por expectorar, de la vejiga por orinar, de la espalda por poluciones y, en general, por la menstruación (ver 13)); por la aparición de erupciones suprimidas o exantemas mal desarrollados.

16 Violentas pulsaciones en todo el cuerpo. Sensación de frio en los huesos.

Adormecimiento, cosquilleo, hormigueo. Anemia hemolítica con profunda postración.

DESEOS Y AVERSIONES DE ZINCUM

17 - (+) Deseo de cerveza, de bebidas y alimentos fríos, Aversión a la carne, a los dulces, al vino y al coñac, al pescado, a los alimentos cocinados y calientes.

PARTIICULARES DE ZINCUM

18 - (++) Vértigo como si fuera a tener apoplejia, como si la cabeza se moviera hacia arriba y abajo, como si su asiento ondulara, como sí fuera a caer hacia la derecha estando en una altura o con temor a caer hacia la izquierda; peor de mañana en una habitación calurosa y después de comer o mirando hacia arriba, y mejor al aire libre; con visión oscurecida, sensación de que se le juntan los ojos, náuseas, desfallecimiento y temblor en las manos. Cefalea después de beber vino (aunque sea muy poco), con náuseas y vómitos. Presión en la región nasal, como si fuera a hundirse en la cabeza; Cefalea frontal presiva a la mañana. Hemicránea después de cenar. Cefalea occipital con peso en el vertex. Las cefaleas están peor en una habitación, al anochecer en la cama y después de comer; mejor al aire libre y durante la menstruación.

Cefaleas en escolares que estudian mucho. Sensibilidad en el vértex. Frente fría, base del cerebro caliente. Meningitis agudas o encefalitis con movimientos de la cabeza de un lado a otro y la hunde en la almohada, cefalea, vómitos, con grito encefálico y rigidez dolorosa de la nuca. Meningitis tuberculosa. Hidrocefalia. Sensación de que el pelo está erecto; cae en el vértex; calvicie.

19 - (++) Dolores en los ojos, ardientes, desgarrantes, presivos, como si se los hundieran en la cabeza, o como si tuviera arena, con fotofobia y lagrimeo; especialmente en el ángulo interno; peor al anochecer y de noche. Prurito, ardor y sensación de excoriación en los párpados y ojos, sobre todo en el ángulo interno, peor durante la menstruación y de noche o a la mañana.

Conjuntivitis aguda supurada, con enrojecimiento, peor en el ángulo interno.

Pterigion. Estrabismo post encefalítico. Sequedad en los ojos. Los párpados se pegan de noche. Ardor intenso post operatorio en los ojos. Parálisis y caída de los párpados superiores. Miosis. Ve destellos luminosos al mirar al aire, o ve lluvias de oro. Diplopia. Amaurosis durante la cefalea. Ve turbia una mitad de la visión.

20 Otalgias desgarrantes o punzantes, especialmente en niños; con hinchazón 2xterna. Aumento de la cera, que se hace más liquida. Prurito en el oído derecho, mejor metiendo el dedo. Descarga de pus fétido del oído. Timbres, zumbidos; crujido como si se rompiera un vidrio, al dormirse. Muy sensible a los ruidos.

21 - (+) Dolor excoriante dentro de la nariz. Obstrucción nasal. Intensa presión dolorosa en la raíz de la nariz, como si se introdujera en la cabeza, con mareos. Cosquilleo con estornudos. Nariz hinchada por dentro y por fuera, a veces de un solo lado. Coriza fluyente. Nariz roja; la punta se congela fácilmente.

22 - (+) Cara pálida y terrosa; alternativamente roja y pálida; cadavérica, caquéctica; afilada; blancoazulada; cerosa, blanca o amarillenta. Expresion apática, ausente. Dolores desgarrantes, punzantes o como de fractura en los huesos de la cara. Sacudidas espasmódicas en los músculos risorios, con constante tendencia a reírse. Neuralgia del trigémino, peor al tocar y al anochecer. Gríetas en los labios y comísuras. Labios hinchados y secos. Labio superior ulcerado en el medio. Puntadas en la articulación de la mandíbula, al moverla o morder fuerte o presionarla con un dedo. Erupción pruriginosa y enrojecimiento en el mentón.

23 - (+) Odontalgias al masticar. Dientes flojos; los siente alargados. Rechina los dientes, despierto o dormido. Trastornos de la dentición en el niño, con debilidad y pies fríos e inquietos.

24 Ulceraciones amarillas en la boca. Encías sangrantes al menor contacto; blancas e hinchadas, con dolor excoriante; ulceradas. Síalorrea con gusto metálico. Lengua seca; blanca o blancoamarillenta; con vesículas ; dolorida al comer. Paladar inflamado, con dolor al bostezar. Gusto a sangre (más en el embarazo); salado; dulzón; a queso podrido.

25 Sequedad de garganta. Gran acumulación de mucosidades adherentes de la faringe o de las coanas, con necesidad constante de carraspear para sacarlas.

Sensación de bola en la garganta, peor cuando no traga. Dolores de garganta, más cuando no traga. Contracción y calambre en el esófago, peor durante la inspiración.

26 - (++) Violenta sed, bebe apurado. Hambre disminuida. Apetito voraz, insaciable, con intensa hambre a las 11 o 12 horas, y traga apurado; no puede comer lo suficientemente rápido (síntoma que se ve especialmente en afecciones cerebrales en el niño). Regurgitaciones ácidas después de comer, sobre todo pan o leche. Ardores por azúcar o cosas dulces. Hipo después del desayuno.

Náuseas con arcadas y vómitos, peor por el menor movimiento. Náuseas por la más mínima ingestión de vino. Vómitos fáciles; en el embarazo; biliosos; ácidos; de sangre. Espasmos en el estómago. Opresión brusca en el estómago; debe aflojarse la ropa. Gastralgias desgarrantes.

27 - (++) Dolores en los hipocondríos, espasmódicos o presivos, peor después de comer, por el movimiento y caminando. Hígado voluminoso, duro y doloroso.

Dolores en el bazo. Dolores de vientre a la noche o después de una comida; con timpanismo. Dolor en un punto debajo del ombligo, como una induración. Cólicos espasmódicos periumbilicales. Dolores como puñaladas, o como calambres sobre eodo después del desayuno. Acentuada flatulencia con vientre distendido o retraído, con borborigmos y gorgoteos, peor después de comer; con frecuente expulsión de flatos calientes y pútridos. Hernia ínguinal. Dolor presivo en el pubis. Adenopatías inguinales. Bubones, más a la izquierda.

28 - (+) Constipación con heces duras, secas, insuficientes y que se fragmentan, evacuadas con violentos esfuerzos. Constipación del recién nacido. Diarrea infantil, peor de noche, con heces líquidas, verdosas, mucosas o sanguinolentas, cólicos y tenesmo, con dolores durante y después de defecar; con trastornos nerviosos, estupor, agitación, sacudidas espasmódícas, movimientos automáticos de la cabeza, trastornos que aparecen especiabnente al cesar bruscamente la diarrea. Deposiciones involuntarias, sobre todo en los cuadros cerebrales o meníngeos agudos, peor de mañana. Sensación de ardor, excoriación y violento prurito en el ano. Ardor anal al defecar. Sensación de que los flatos presionan contra el coxis. Cosquilleo y hormigueo anal como si tuviera parásitos.

29 - (++) Pinchazos y dolor en los riñones; más en el izquierdo. Cálculos en el riñón o vejiga; arenillas. Retención nerviosa o histérica de orina cuando comienza a orinar, con violenta presión en la vejiga como si fuera a estallar y excesivos deseos; pero solo puede orinar sentada e inclinada hacia atrás. Se orina involuntariamente cuando camina, tose o estornuda, y de noche. Orina clara con sedimento blanco; turbia después de reposar. Orina sanguinolenta, o hay una descarga de sangre después de una micción dolorosa. Ardores mientras orina y después. Dolores incisivos en el meato uretral.

30 - (++) Testículos retraídos, hinchados, dolorosos. Dolores tironeantes en los testículos y cordones espermáticos, con uno u otro de los testículos arriha.

Dolores excoríantes en el escroto. Orquitis por supresión de una blenorragiá.

Intensos deseos sexuales, violentos, excesivos, con fácil excitabilidad, con eyaculación muy rápida o, por el contrario, muy difícil o casi imposible.

Erecciones permanentes de noche. Salida de líquido prostático. Gran caída del pelo genital. Siempre tiene las manos en los genitales, o se los manipula; tendencia a masturbarse. El niño se agarra los genitales al toser.

31 - (++) Sensación de tironeo hacia abajo. Menstruaciones adelantadas y abundantes, sobre todo de noche, con grandes coágulos; o retrasadas; precedidas por una agitación y nerviosidad extremas, con dolores de espalda; todas las molestias desaparecen durante las menstruaciones. Menstruaciones suprimidas, con dolor en los senos y genitales. Dolores menstruales.

Irresistibles deseos sexuales de noche; violentos; la conducen a masturbarse.

Ninfomanía en el puerperio. Masturbación; siempre tiene las manos en los genitales. Flujo mucoso, espeso, sanguinolento y excoriante después de la menstruación, provocando intenso prurito voluptuoso que induce a la masturbación. Prurito vulvar durante la menstruación. Dolor en el ovario izquierdo, continuo, mejor por la presión y durante las menstruaciones, reapareciendo enseguida después. Varices en los genitales externos; várices en las piernas, peor durante el embarazo. Abundante caída de pelo genital.

Tendencia al aborto. Supresión de loquios. Dolor excoriante en los pezones.

Tupresión o ausencia de la leche.

32 - (+) Ronquera, con ardor en la tráquea. Cosquilleo frecuente en la laringe.

Tos espasmódica, violenta, seca, agotadora, con puntadas en la cabeza y tórax, como si fuera a estallar; peor después de comer, en reposo, sentado, parado, por leche, por dulces, por bebidas alcohólicas y antes (de mañana) y durante las menstruaciones; con expectoración mucosa pegajosa, amarilla, purulenta, estriada de sangre, con gusto metálico, dulzón o pútrido; o expectora sangre pura, o mucosa seguida de sensación de frío y excoriación en el pecho, como si estuviera en carne viva. El niño se agarra los genitales al toser, peor en la coqueluche. Asma con dificultad para expectorar; la disnea cesa apenas comienza la expectoración. Constricción alrededor del tórax. Dolor presivo y ardiente detrás del esternón. Puntadas en los costados. Sensación de vacío en el tórax. Neuralgía intercostal izquierda, peor por el movimiento.

33 Palpitaciones. Golpes dolorosos precordiales; puntadas en la punta del corazón. Sensación de estallido, espasmódica y brusca, en el corazón.

Violentas pulsaciones arteriales durante la fiebre. Taquicardia.

34 - (++) Rigidez dolorosa en la nuca. No tolera que lo toquen ni la menor presión en la espalda. Siente la región cervical cansada y dolorida por escribir o por cualquier esfuerzo, peor al anochecer. Irritación de la médula con postración y adormecimiento de las extremidades infeiores. Tabes (con anestesia plantar, dolores fulgurantes, etc.). Dolores profundos, tironeantes y ardientes en las últimas vértebras dorsales y primeras lumbares, peor sentado tranquilo o después de tomar vino mejor caminando. Ardor a todo lo largo de la columna. Debilidad en la espalda, peor sentado. Tensión y pinchazos entre los omóplatos. Ardor en los omóplatos. Dolores en el sacro y coxis.

35 - (+++) Debilidad, temblores y sacudidas o contracciones fibrilares en los músculos de las extremidades. Dolores articulares desgarrantes en los miembros, peor por acalorarse o por ejercicios. Rigidez en las articulaciones, con dolores transversales, y violento prurito. Calambres y dolores espasmódicos en los miembros. Dolores reumáticos en las extremidades.

Debilidad y temblor en las manos al escribir; parálisis y palidez o cianosis de las manos. Piel seca en las manos, con grietas y manchas pruriginosas; grietas entre los dedos. Sabañones hinchados, dolorosos, pruriginosos, calíentes y rojos en manos, pies y dedos, peor por frotarse. Dedos de las manos dormidos al levantarse a la mañana. Várices en muslos y piernas, dolorosas, peor en el embarazo; varicosidades. Edemas en las piernas. Prurito en las piernas y huecos poplíteos; hormigueos en piernas y pies como si un insecto se paseara por la piel, con insomnio. Dolores nocturnos en las rodillas. Dolores ardientes a lo largo de la tibia. Sensación como si la sangre no circulara en las piernas. Rigidez y tensión en las pantorrillas al

caminar. Erisipela en el tendón de Aquiles. Terrible dolor terebrante y en el talón después de beber vino, peor caminando. Rigidez del pie después de estar mucho sentado. Debilidad y temblor en los pies; parálisis por afecciones neurológicas o por supresión de sudores del pie. Bromhidrosis en los pies, nastimado entre los dedos. Pies fríos de noche. Gran sensibilidad de las plantas de los pies. Camina apoyando toda la planta en el piso. Arreflexia tendinosa. Trastornos por supresión de los sudores de los pies. Gran inquietud en las extremidades, sobre todo en las inferiores, y especialmente en piernas y, más aún, en los pies, al anochecer o de noche en cama y que dura horas, persistiendo a menudo en el sueño; y también estando sentado (ver ll); no puede detenerse.

36 Somnolencia de día, peor después de comer, con bostezos. Sueño alterado, interrumpido a menudo; habla o grita durmiendo, o tiene sacudidas bruscas. Se despierta asustado, sobresaltado, por sueños terroríficos. El sueño no lo descansa. Sonambulismo.

37 - (+) Escalofríos que bajan por la espalda, comienzan después de almorzar y duran hasta la noche; peor o aparecen al aire libre, cuando toca un objeto frío y antes de una tormenta. Oleadas de calor; calor interno con sensación de frío en el vientre y pies. Sudores nocturnos copiosos o de día, de mal olor; y no tolera estar tapado cuando suda.

38 - (+) Prurito de noche en cama, que desaparece al ser tocado. Cosquilleo entre la piel y los músculos. Erupciones crónicas. Eczema en el dorso de la mano derecha, con intensa irritación, grietas y humedad, peor en tiempo frío y por frotarse. Grietas; dolorosas, ardientes; peor por lavarse. Forúnculos.

Trastornos por erupciones suprimidas.

COMPLEMENTARIOS DE ZINCUM:

Pulsatilla. Sepia. Sulphur.

(+++) Muy eficaz.  (++) Eficaz.  (+) Util

Fuente: "Materia Médica homeopática de Vijnovsky"

Para más información sobre Homeopatía visite:
Indice de Materia Médica de Homeopatía
 

Libro SaludBio

Comentarios

sufri un tiempo y todavia sufro en menor grado del sindrome de piernas inquietas , que es un problema netamente del snc, no duermo muy profundamente y en las mananas me despierto moviendo las piernas , me servira el zimcum???? ciento algo de angustia de repente , y somnolecia todo el día

En efecto, por lo general zincum metalicum se recomienda en estados de irritación del sistema nervioso central y periférico como, por ejemplo, neuralgias, piernas inquietas, convulsiones. Trastornos de la micción.

Sin embargo, le recomendamos que para conocer cuál medicamento homeopático puede ser el más apropiado para su caso habría que conocer toda la sintomatología, no solo a nivel físico, sino psíquico. La visita a un profesional de la salud como un buen homeópata es lo más apropiado.

Saludos.

 

SaludBio. Educación para la Salud

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.