eBook SaludBioeBooks varios SaludBio

Huatuo. Grandes maestros de la Medicina Tradicional China

Huatuo «华佗» (110 - 208)
Huatuo es uno de los médicos más famosos de la dinastía Han del Oriente (23), y uno de los médicos más famosos de la China Antigua. Se considera el primer cirujano en la historia que realizó intervenciones abdominales; según sus reportes, con una supervivencia aceptable de los pacientes. Es considerado “el dios de la Medicina Antigua”; entre sus hallazgos destaca una medicina anestésica que se administraba por vía oral, la denominada Ma Fei San «麻沸散» (24).

La sabiduría está en observar la naturaleza, escuchar los mensajes de las cosas sencillas: Huatuo no solamente dejó una serie de recetas y principios fisiológicos y terapéuticos sobre las enfermedades, avances en el campo de la cirugía y sus técnicas de anestesia; además estudió y practicó un tipo especial de gimnasia para prevenir la salud, el “Wu Qin Xi” «五禽戏» o “Juego de los cinco animales”, basado en la contemplación de los movimientos de un tigre, ciervo, oso, mono y grulla.

En los tiempos en que Huatuo decidió dedicarse a curar a la gente, un médico no gozaba de gran reputación, pues sus salarios no eran considerables; su padre no compartía la decisión de ser médico: “no es una gran cosa, mejor estudia para ser un funcionario del gobierno”, le aconsejó.

Con mucho dolor, pero seguro de que ese era su camino, salió de su casa para buscar sus verdades; en cierta ocasión encontró a un campesino muy enfermo y reflexionó: “si pudiera operarlo lo podría curar, ¡cómo sufre este pobre hombre!, debo encontrar algún procedimiento para quitar el dolor de la gente”.

Cierto día, buscando plantas para hacer sus medicinas encontró un venadito herido, sigilosamente lo siguió, quería ver qué es lo que éste iba a hacer; el venadito corrió hasta un lugar donde encontró unas extrañas plantas, luego de comerlas cayó al suelo; parecía muerto, pero en realidad estaba adormecido; Huatuo aprovechó la oportunidad para curar la herida y untar plantas medicinales para que cicatricen pronto; el sabio procedió a probar la misteriosa planta y pronto sintió que su boca se adormecía. Esta planta hacía que no se sienta dolor y comenzó a usarla en sus operaciones.

El prestigio de Huatuo por sus destrezas como médico y su calidad humana aumentaba día a día; su padre que originalmente se había opuesto al deseo de su hijo, con el paso de los años reconoció el buen juicio de Huatuo y era motivo de inmenso orgullo.

Otra de las historias sobre los prodigios médicos de Huatuo menciona a dos pacientes que acudieron a examinarse con Huatuo; los dos se quejaban de un fuerte dolor de cabeza y fiebre.

Huatuo dio una medicina laxante al uno y un remedio para sudar al otro; sus asistentes no entendieron por qué y le pidieron explicación; el maestro con palabras sencillas argumentó que aunque los dos pacientes tenían síntomas similares, las causas de sus enfermedades no eran iguales, el uno sufría de indigestión; el otro tenía un resfrío. Sus recetas, por lo tanto, debían ser diferentes.

En cierta ocasión Huatuo encontró a un paciente que presentaba un intenso dolor en todo el cuerpo y que no podía tragar nada; parecía que tenía algo en la garganta. Se le acercó, lo observó detenidamente y pidió a un familiar que compre un poco de ajo picado que se vende en una tienda junto a la calle y que lo mezcle con vinagre en medio tazón. Después de tomar el preparado, el paciente vomitó un largo gusano intestinal y se recuperó inmediatamente.

En documentos médicos oficiales se registra el caso de un funcionario célebre por su mal humor; después de examinarlo, Huatuo comprendió que la ira lo podía curar; decide entonces cobrar altos honorarios por la consulta médica, no le extendió receta alguna y le dejó una nota en donde se burlaba, tratándolo de tonto e incompetente; el funcionario sumamente enfadado ordenó a sus súbditos castigar a Huatuo, nadie le obedeció, motivo por el cual su furia cada vez era mayor, a los pocos minutos escupía sangre y sus dolencias gástricas mejoraron notablemente.

Huatuo es también el ejemplo de la entrega por su profesión, sacrificó su vida por sus principios de servir a la gente sencilla. Caocao fue un militar con nivel de primer ministro que sufría de neuralgia del trigémino; solo Huatuo había podido calmar su dolor con acupuntura. Caocao pidió a éste que fuera su médico personal, pero Huatuo no quiso porque eso le convertiría casi en un prisionero y no podría atender a sus pacientes. El militar intentó persuadir de varias maneras de que se quede a vivir en sus dominios; la respuesta siempre fue negativa; sintiéndose ofendido ordenó a su tropa capturarle y luego lo sentenció a muerte. Como es de suponer, su dolor por la neuralgia del trigémino lo atormentaría por el resto de su vida.


23 La Dinastía Han de Oriente, es un período de tiempo comprendido entre los años 25 a 250 después de
Cristo.
24 Existen reportes en textos antiguos sobre cirugías, en donde la anestesia se hacía con plantas medicinales,
incluso la cavidad intervenida era tratada luego del acto quirúrgico con preparados de plantas medicinales.

Fuente: Título: LA MEDICINA CHINA Y EL DIAGNÓSTICO TRADICIONAL
Autor: David Achig Balarezo

Libro SaludBio

Comentarios

Huatuo es uno de los médicos más famosos de la dinastía Han del Oriente (23), y uno de los médicos más famosos de la China Antigua. Se considera el primer cirujano en la historia que realizó intervenciones abdominales; según sus reportes, con una supervivencia aceptable de los pacientes. Es considerado “el dios de la Medicina Antigua”; entre sus hallazgos destaca una medicina anestésica que se administraba por vía oral, la denominada Ma Fei San. La sabiduría está en observar la naturaleza, escuchar los mensajes de las cosas sencillas: Huatuo no solamente dejó una serie de recetas y principios fisiológicos y terapéuticos sobre las enfermedades, avances en el campo de la cirugía y sus técnicas de anestesia; además estudió y practicó un tipo especial de gimnasia para prevenir la salud, el “Wu Qin Xi” «五禽戏» o “Juego de los cinco animales”, basado en la contemplación de los movimientos de un tigre, ciervo, oso, mono y grulla. Mirian Isabel

Hasta nuestra época llegó una técnica llamada "qi gong de los cinco animales", que tiene por finalidad mantener en forma el cuerpo. Las acciones medicinales de este método se organizan de la siguiente manera: MOVIMIENTO DEL TIGRE: Nos devuelve la plasticidad y la relajación muscular, la agudeza visual, la fuerza de las uñas y la elegancia en el andar, mejorando las funciones del higado. Representan la madera. MOVIMIENTO DEL CIERVO:Trabajan las fortaleza de los huesos y la quinta esencia(jing), lo que da vigor a la sexualidad y se conecta con los riñones y la escápula suprarrenal. Se asocia al agua. MOVIMIENTO DEL OSO:Maneja la digestión y la inmunidad. Se relaciona con la fuerza física derivada del alimento y la capacidad restauradora de los tejidos. Se conecta con la tierra. MOVIMIENTO DEL MONO:Rápido y sorpresivo, mejora la circulación de la sangre, fortalece al corazón. Se vinculan con el elemento fuego. MOVIMIENTO DEL PÁJARO: Trabaja sobre la mejor absorción del oxigeno en los tejidos. Se trata de ejercicios suaves y demandan equilibrio, tal como si se estuviese planeando en el aire. Se asocia con el elemento aire Autor:Mario Schwarz Mirian Isabel

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.