Calcárea carbónica - Calcárea acética – Remedios de Homeopatía

Carbonato de calcio 30ª dilución — Acetato de calcio 2ª trituración

Indicaciones principales de Calcárea carbónica y Calcárea acética

  • ESCROFULOSIS, raquitismo (en especial de los niños mal alimentados o en demasía, siendo de padres discrásicos). Costras en la cabeza y en la cara, flujos por el oído, inflamación de ojos, hinchazones de las glándulas del cuello, y tumefacciones con pus pero sin dolor.
  • Constipado tenaz
  • Ozena
  • Pólipo de la nariz
  • Tumores cutáneos.
  • Reblandecimiento de los huesos, gangrena, tumores y fístulas.
  • Dolor de cabeza crónico, (especialmente de mujeres sensibles histéricas que sufren de digestión difícil). Jaqueca (en especial de las mujeres nerviosas con gran acidez de estómago).
  • Dispépsia crónica; Calambres de estómago
  • Acidez del estómago. Cólicos crónicos (en especial de los niños escrofulosos, durante la dentición y también de los tísicos) reblandecimiento del estómago y de los intestinos; Atrofia de los niños, (en especial después de destetarlos). ASCARIDES.
  • Enfermedades de consunción con fiebre tísica, con sudor debilitante y cólicos.

Características principales de Calcárea carbónica y Calcárea acética

Enflaquecimiento a pesar de un buen apetito; obesidad en la niñez y juventud; constitución débil, enclenque; en especial nerviosidad con debilidad, y falta de energía.

Cutis rugoso, áspero, seco, inclinado a erupciones; frío interior considerable, gran volumen de la cabeza con poca cabellera y la piel de la cabeza con costras; cara pálida, flaca, envejecida con erupciones en la cara, glándulas del cuello hinchadas, y zumbidos en los oídos; párpados que destilan pus, junto con los ojos enrojecidos y aversión a la luz; nariz gruesa y colorada con excreción de mucosidades espesas y falta de aire en la nariz, cuyas ventanas suelen tener costras y despiden mal olor; olfato gastado; la región del estómago y del bajo vientre levantado más de lo natural; glándulas duras, hinchadas a manera de tambor; ventosidades penosas; miembros débiles, flacos y fríos, con las articulaciones hinchadas y desviación de los huesos tubulares.

Crecimiento escaso y desarrollo corporal lento y retardado, junto con disposiciones mentales, activas y precoces.
Pesadez en la cabeza y vértigos, al subir, al volver rápidamente la cabeza y después de enfadarse; ataques de dolor de un costado de la cabeza con náuseas y acidez del estómago; frio glacial en la cabeza; dolor de cabeza penetrante y golpeante, después de andar por el aire libre y que obliga a echarse.

Sabor agrio en la boca, y de alimentos; falta total de apetito que alterna con hambre canina; repugnancia persistente a la carne y a las comidas calientes; tendencia de los niños a comer yeso, cal, carbón y otras cosas por el estilo; náuseas después de beber leche, la comida sube otra vez con sabor agrio; náuseas por la mañana, vómitos de lo que se ha comido los vestidos apretados se hacen insoportables; vientre duro y levantado con dolor del mismo e hinchazón de las glándulas de la ingle; debilidad constante del vientre, excrementos escasos, perezosos y agrios; pujos mucosos blancos, con punzadas y comezón en el intestino y ascárides; orinar frecuente con depósito blanco; postración y debilidad después de las evacuaciones.

Sudor frecuente y que debilita mucho, por poco movimiento durante el día, mayor de noche, y hacia la mañana con frío pronunciado, ardor pasajero con palpitaciones, constricción del pecho y debilidad insoportable; facilidad de resfriarse y gran sensibilidad al aire frio y húmedo sed grande durante la noche, sueño fatigado con sueños angustiosos y apretura del pecho.

Dosis y Toma de Calcárea carbónica y Calcárea acética

En la mayor parte de los casos se administran dosis cortas y frecuentes, sobre todo cuando existe caquexia escrofulosa (inflamación de ojos, erupciones, hinchazones de glándulas y de la piel, raquitismo y gangrena, etc.)
Calcárea carbónica a la dilución en 2 a 3 globulillos cada 2 a 3 semanas. Solo en los casos amenazadores de dispepsia, pujos y atrofia de niños muy debilitados, así como en las colicuaciones de los tísicos y accesos de jaqueca se muestra más eficaz la Calcárea acética a la 2ª trituración en dosis frecuentes (cada 3 a 6 horas).

En los casos crónicos citados, donde importa especialmente mejorar y cambiar progresivamente toda la constitución, será conveniente disolver 1 gota o algunos globulillos de Calcárea carbónica 30ª dilución en un vaso de agua pequeño, y de dar esta disolución por cucharaditas (de las de café) en 24 horas, y de aguardar después los efectos tranquilamente semanas, y hasta meses.

En estos casos adquiere la mayor importancia la dieta y el régimen, especialmente cuando se trata de niños escrofulosos. Las comidas han de ser arregladas y consistir en alimentos líquidos de carne, huevos, leche; poco pan, patatas ninguna; alimentos compuestos de harina, pero grasos y dulces;  se hará beber mucha agua, se prohibirán las golosinas; se cuidará el cutis, procurando aire puro y ejercicio corporal adecuado.

Temas relacionados:
Calcarea carbonica. Homeopatía (resumido)

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.