Iridología: Lagunas y criptas

Iridología: Lagunas y criptas. Llamamos lagunas a los huecos o aberturas en el tejido iridiano que nos indican una debilidad inherente en el órgano afectado y que puede ir avanzando hasta resultar en crónico o destructivo.

Las lagunas las podemos dividir en abiertas y cerradas. La laguna abierta como indica su nombre está abierta por un extremo en vez de ser una circunferencia completa. Cuando la laguna es abierta indica que el problema no está resuelto totalmente y, por tanto, la patología puede extenderse a otros órganos. Por contra, la laguna cerrada está delimitada por un reborde en todo su contorno, formando una estructura usualmente redonda u oval. La laguna cerrada indica que la debilidad localizada en un sector orgánico tiene pocas probabilidades de extenderse hacia los órganos adyacentes. Son de mejor pronóstico que las abiertas, aunque siempre estudiaremos otros signos asociados a ellas para comprender la verdadera realidad.

Las lagunas cerradas indican, por lo tanto, debilidad funcional del órgano afectado y trastornos de la nutrición, bien sea por recargo de sustancias extrañas (toxinas) o bien por mala irrigación circulatoria o como secuela de una infección reprimida. Cuando la enfermedad degenera en crónica los signos abiertos se cierran y conforme se acerca a un proceso degenerativo la laguna va perdiendo su redondez y estructura oval y aparece la cripta, lo que significa mayor gravedad.

Todas las lagunas tienen en común la presencia de una zona débil localizada en ese sector del iris.

Al observar las lagunas notaremos su oscurecimiento, amplitud, número y forma.

Por ejemplo, si el borde de la laguna es oscuro por manchas de toxinas o dentro de la laguna es oscuro por una mayor profundidad dentro del estroma del iris el pronóstico es peor. Si la laguna es amplia, lo que indica es que la debilidad afecta a un mayor territorio orgánico.

Por otra parte, algunas escuelas de iridología han hecho una clasificación muy detallada de las lagunas por su número y disposición. No vamos a entrar en tanto detalle ni podemos afirmar categóricamente que a tal tipo de laguna tal tipo de patología pero a continuación paso a mencionar diferentes disposiciones y formas que pueden presentar y la conclusión a la que han llegado algunos iridólogos.

Lagunas gemelas: Están estrechamente unidas y pueden determinar tumoraciones más o menos benignas según la profundidad del estroma.

Laguna doble cortada por el centro: Tiene el aspecto de una huella de zapato. Puede indicar una anemia por una disfunción renal.

Laguna atravesada por un radio blanco brillante: Puede indicar infección microbiana en el órgano correspondiente al sector.

Laguna trenzada en forma de hoja: Nos indica trastorno del sistema endocrino.

Laguna abierta en forma de medusa: Puede indicar un proceso destructivo.

Lagunas escalonadas en forma de teja: Puede indicar indicio de proliferaciones tumorales de tendencia maligna según sea la profundidad.

Lagunas en efecto margarita: El efecto margarita aparece cuando numerosas lagunas cubren gran parte del estroma de forma ordenada a lo largo de la corona iridiana, apareciendo generalmente en forma de lagunas gigantes. Son indicativas de trastornos del sistema endocrino. Por otra parte, cuando vemos muchas lagunas que nacen de la corona iridiana esto nos indica la posibilidad de divertículos intestinales por debilidad del tejido intestinal.

Las criptas son signos en forma de pequeños agujeros, de forma romboidal, por lo general, que afectan a la estructura del iris hasta sus capas más profundas, observándose de color negro o muy oscuro. Son la última fase en el terreno patológico. Son los signos que indican peor pronóstico dentro de la escala evolutiva en la salud.

Las criptas a veces pueden confundirse con puntos negros que crean la duda de si son manchas. Las criptas indican una lesión orgánica mostrando que el órgano ya está afectado, que hay tejido destruido por haberse suprimido todo proceso humoral o enzimático en dicho lugar. Cuando dichos puntos se encuentran conectados o están dentro de algún otro signo patológico, suelen ser resultado de la patología en cuestión que provoca un proceso destructivo. Cuando dichas criptas o puntos, de tejido destruido, se encuentran aislados, sin conexión patológica aparente, deben ser el resultado de algún accidente, lesión o rotura que destruyó algún tejido. Cuando estas lesiones, cortes o amputaciones, se producen bajo el efecto de la anestesia, no dejan señal destructiva en el iris debido a que la información del impulso nervioso queda suprimida por el efecto de la anestesia.

Esto nos muestra que las criptas son un claro ejemplo de que no necesariamente los signos más llamativos han de ser los más importantes, puesto que a veces pueden pasar desapercibidas.

A diferencia de las lagunas, que usualmente solo aparecen en la 4ª o 5ª zona del iris, las criptas, o puntos destructivos, también aparecen en la zona pupilar, como señales compatibles con lesiones de la mucosa o pared gástrica y/o intestinal.

Al igual que las lagunas, las criptas pueden tener sus bordes impregnados de manchas toxémicas, indicando una acumulación toxémica añadida a la lesión propia del órgano afectado.
 En la fotografía superior se puede observar un iris rico en lagunas debido a la debilidad constitucional. Destaca la debilidad intestinal y glandular principalmente.

Comentarios

BUNOS DIAS; MI NONBRE ES SONIA; ES MUY INTERENSANTE LA IRIDIOLOGIA Y LAS ESPLICACIONES QUE USTEDES NOS ESENAN SON MUY BUENAS LO MISMO CON LA MEDICINA CHINA; MCHAS GRACIAS POR LA INFORMACION; QUE TENGAN UN FELIZ DIA;

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.