Bebida isotónica con magnesio

Agua de mar oceánica enriquecida con sales de ácido ascórbico. Caja de 20 ampollas de 10 mililitros.

Propiedades nutritivas:
El agua de mar oceánica, utilizada como método terapéutico natural, ha llegado a ser un método de nutrición y revitalización celular utilizado tradicionalmente por la humanidad desde el principio de la historia, en todas las civilizaciones.

A este método se le llama Talasoterapia, tanto si se utiliza en uso interno (ampollas bebibles o inyectables, gargarismos, lavativas, hidroterapia del colon, etc.), o bien en uso externo, según las diferentes aplicaciones de la hidroterapia marina (baños, chorros, barros, etc.).

La historia de la Talasoterapia es paralela al Termalismo (uso de aguas termales).

Tengamos en cuenta las siguientes referencias:
- Existen escritos de Hipócrates que recomiendan la utilización del agua del mar como terapia para algunas dolencias.- En el Egipto antiguo se utilizaba la talasoterapia, habiéndose hallado papiros en los que se habla del poder terapéutico del clima marítimo y de los lodos del Nilo.- En la época del Imperio Romano se produce un gran auge de la talasoterapia, al igual que el termalismo, repercutiendo el estudio de las aguas minero-medicinales en las aplicaciones de origen marino.- En la época medieval, bajo la influencia de la Inquisición, decae la utilización de la talasoterapia y el termalismo. A partir del siglo XVIII renace el interés por la hidroterapia, tanto termal como marina, y se crean nuevas técnicas de aplicación con agua del mar.- En el siglo XIX comienza a utilizarse la talasoterapia en el sector turístico, provocando una difusión mayor de su conocimiento y aumentando la demanda de tales aplicaciones. Apareciendo las grandes villas de salud que luego repercutirían en una oferta más generalizada de la balneoterapia en el sector de la hostelería.

Las propiedades de la talasoterapia están relacionadas con la composición del agua del mar, minerales marinos, algas, plancton y energías marinas, cuyos iones circulan abiertamente, sobre las zonas de clima marítimo; teniendo, dicho conjunto vital, los elementos necesarios para el buen funcionamiento del organismo humano, incluso aportando propiedades terapéuticas, como pueden ser las antitumorales, antibacterianas, antivirales o regeneradoras.

Por otra parte la composición del agua del mar es similarmente proporcional a la del plasma sanguíneo, siendo la primera tres veces más concentrada que el segundo.

En los animales marinos es utilizable, directamente, el agua del mar como plasma animal. En los animales terrestres (completamente corroborado en los mamíferos) es necesario diluir el agua de mar oceánica con dos partes de agua de manantial de muy débil mineralización, para poder ser utilizada como plasma bebible e inyectable. (René Quinton. 1904).

Según el sistema del biólogo francés René Quinton, el agua de mar oceánica integral, pura y esterilizada en frío por micro-filtración, se le denomina Quinton Hipertónico y al agua de mar oceánica diluida con doble cantidad de agua de manantial se le denomina Quinton Isotónico. Con esta técnica, sin elevar la temperatura del líquido elemento, se consigue aportar el manantial íntegro de nutrientes vitales a la célula viva, evitando las carencias nutricionales energéticas y vitales que produce la esterilización por calor.

La experiencia de Quinton demostró que gracias al agua de mar oceánica y mediante las dos vías
mencionadas, externa ó interna, los seres vivos pueden conseguir la absorción del total y proporcional de los elementos de la tabla periódica, en un nivel biológico, y colaborar así a su renovación celular.

Desde principios del siglo XX se ha podido comprobar, en la práctica clínica, que el agua de mar produce el efecto de rehidratación más importante de la naturaleza. Cuando un organismo se deshidrata, comienza su gelificación (aumento de la coagulación y floculación de los líquidos intra y extracelulares). Un niño recién nacido tiene un 80% de agua corporal. Al llegar a la tercera edad, teniendo en cuenta los hábitos rutinarios de la alimentación convencional y la tendencia generalizada a beber menos líquido, el agua corporal se reduce al 65%. Por ello, una persona joven deshidratada es similar a un anciano, tanto fisiológicamente como clínicamente, debido al aumento en la gelificación del medio interno. Durante muchos años René Quinton estuvo solucionando éste y otros muchos tipos de problemas, derivados de la deshidratación y la intoxicación, en su dispensario marino en París, mediante la administración de agua de mar oceánica en sus diferentes formas, tanto por vía oral como intravenosa o por inyecciones subcutáneas. En la actualidad se siguen utilizando estas técnicas en diferentes clínicas privadas alrededor del mundo. (Véase en internet).

Funciones corporales:
En el mundo de la biología es bien conocido, por las sostenidas investigaciones del profesor Maurice Aubert (1981), de la Universidad Internacional del Mar (Antiguo CERBOM), que cadenas orgánicas cortas de cuatro carbonos, consiguen pasar por el proceso de micro-filtración y que estas cadenas pueden ser fragmentos de ADN del plancton. El agua de mar isotónica (bebible e inyectable, l0 a 11 grs. de salinidad por litro), obtenida tras la dilución y filtración es de apariencia coloidea beneficiando, entre otras, las siguientes funciones corporales:

- Aumento de la presión osmótica en la membrana de las células, superior a las soluciones salinas y a la actividad terapéutica natural.
- Ionización libre del tótum de los elementos bioquímicos; propiedad debido al hecho de que los iones, no enlazados con las sustancias coloides, tienen una disponibilidad mayor, al no estar enlazados en formas cristaloides.
- Efecto máximo de rehidratación, previniendo la pérdida de agua y de iones que contribuye a la gelificación, hiper-coagulación y floculación.
- Regulación de la homeostasis (tendencia al equilibrio o estabilidad orgánica en la conservación de las constantes fisiológicas).
- Coadyuvante fundamental en la regulación del sistema endocrino colaborando en la normalización del “sistema de regulación base” que se conjuga con el equilibrio de la matriz extra-celular (MEC), en cuyas funciones de homeostasis hormonal y regulación del tejido conjuntivo y peso corporal, son fundamentales la concentración y relaciones sinérgicas de los iones.
- Mejora en la absorción y utilización orgánica de los minerales y oligoelementos biodisponibles, debido a que se evitan los problemas de ligaduras bioquímicas que dificultan el paso por la barrera de la mucosa intestinal. Por ejemplo: Las metalotioneinas (proteinas responsables del transporte de oligoelementos metálicos orgánicos) van a mejorar el transporte de cobre y zinc, tras la sideración ó decrepitud que se produce en las mismas por causa de los estados infecciosos ó inflamatorios, repercutiendo –gracias al uso del agua de mar isotónica- en la actividad funcional de más de cien sistemas enzimáticos (Pierre Moreau. 1993).

Aplicaciones:
El uso de los preparados de agua de mar oceánica isotónica o hipertónica, resulta útil en la mayoría de las circunstancias en las que se altera el equilibrio fisiológico, tanto en sus repercusiones físicas como psíquicas, y la adición de sales de ácido ascórbico (vitamina C) es un elemento imprescindible para el equilibrio orgánico y la prevención de enfermedades degenerativas, en todos los tejidos del cuerpo humano, así como para el mantenimiento y depuración del aparato cardio-vascular (Linus Pauling. Premio Nobel), además de contribuir a la conservación del producto, por tiempo prolongado, con sus propiedades íntegras.

Indicaciones para su consumo
Veamos algunas circunstancias comunes en las que se recomienda especialmente su consumo:
- Problemas del aparato circulatorio por desequilibrio de la homeostasis sanguínea.
- Desequilibrios del pH gastro-intestinal.
- En tratamientos de gastroenterología, combinando con arcilla y lactobacilos.
- Problemas de parásitos intestinales que son favorecidos por desequilibrio del pH.
- Pereza intestinal, estreñimiento.
- Problemas respiratorios y asmáticos.
- Patologías de la piel en general.
- Estados alérgicos en todo su amplio espectro, endógenas ó exógenas.
- Regulación del equilibrio sodio/potasio en el plasma.
- Estados de obesidad y celulitis.
- Altas necesidades de hidratación, por ejercicio intenso, fuerte transpiración, etc.
- Debilidad muscular ó debilidad cardíaca.
- Estados de deshidratación en general.
- Pérdida de apetito, por circunstancias diversas.
- Estados de embarazo ó lactancia.
- Desarrollo infantil. Períodos de contagio ó vacunación.
- Astenia, sea de tipo físico ó por depresión psíquica.
- Alteraciones psíquicas, en las que se necesita siempre regular el equilibrio iónico (potasio, sodio, magnesio, calcio, etc.)

Modo de empleo:
Tomar de 2 a 6 ampollas al día, dependiendo de las necesidades, insalivando muy lentamente, al menos un minuto, para una mejora absorciónEsta toma se puede combinar con gotas de aromas de plantas, oligoelementos, homeopatía, etc.

Posteriormente a la toma, puede tomar un muy pequeño sorbo de agua de manantial, si desea eliminar algún sabor y espere al menos 10 a 51 minutos antes de tomar otros alimentos.

B I B L I O G R A F I A:
- Alfred Pischinger. Le système de la régulation de base. Haug. 1994.
- Maurice Aubert. Les systèmes d’information des micro-organismes marins, CERBOM. 1996.
- René Quinton. L’eau de mer, milieu organique. Encre. (1904) Reedición 1995.
- René Quinton ; Simon – Robert. L’eau de mer en injections isotoniques sous – cutanées dans letraitement de la tuberculose pulmonaire. Ed. Revue des idées. París. 1907.
- Claude Bernard. Introduction à la Médicine Expérimentale. Librairie Delagrave. París. 8ª edic. 1919.
- Riffard – Cannenpass. Biologie, Médicine et Physique Quantique. Marco Pietteur. Edic. Liège. 1997.
- Hervé de Lisle de Lauture. Allergothérapie spécifique et Thalas-sothérapie. Travaux expérimentaux et 600 observations clíniques. Univ. Burdeos. 1960.
- H. Dewayne ; Ashmead. Mineral nutrition in your life and health. Keats Pub. Inc. New Canaan Connecticut. 1989.- Jean Jarricot. Le dispensaire marin. Masson. 1932.
- Vinh Luu Dang. Connaissance de l’eau. IMDERPLAM. 1993.
- Pierre Moreau. La micronutrition clinique en biologie et en practique clinique. Lavoisier Tec & Doc. 1993.- Ambart Trautmann. Problèmes de biologie considérés d’un point de vue physico – chimique. Biologie médicale, 65 :2. 1956.
- O. Weiss. Pharmakologie des meerwasser. Brückenverlag, Bremen. 1952.
- Matthias Rath. Avances de la Medicina Celular. MR Publishers. 1999.


Fuente: Onairos.es

Si desea comprar este producto visite la tienda SaludBio: Isotónic Mg

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.