eBook SaludBioeBooks varios SaludBio

Ecología: La complejidad del ambiente humano

Analizaremos:
Ecosistemas su funcionamiento
La complejidad del ambiente humano. Su ecosistema. Adaptación

La Ecología es una rama de la Biología que estudia la estructura y el funcionamiento de la naturaleza, incluyendo a todos los seres vivos y su medio ambiente, así como las interrelaciones entre estos.

Se podría decir que estudia la estructura y el funcionamiento de los ecosistemas. Los ecosistemas son las unidades funcionales básicas de la ecología.

Un ecosistema está formado por: todos los seres vivos, vegetales, animales y microorganismos en equilibrio entre ellos (a esto se le llama biocenosis), el ambiente en el que viven estos seres vivos (biotopo), las relaciones entre ambos (biocenosis y biotopo) y el flujo de energía que permite que el conjunto funcione como un sistema abierto e interrelacionado con otros ecosistemas.

Un ejemplo de ecosistema puede ser un lago, una playa, un bosque, un parque natural, e incluso un simple charco. Al conjunto de todos estos ecosistemas grandes y pequeños es a lo que llamamos biosfera.

Dentro de cada uno de estos ecosistemas están los organismos productores de materia orgánica (autotróficos) como son las plantas y algas y otros microorganismos. Estos sirven como alimento para los organismos consumidores (heterotróficos) que pueden ser primarios (hervíboros), secundarios (carnívoros) y terciarios (hombre). Además de todo esto están los descomponedores que se alimentan de la materia orgánica en descomposición.

Como el ecosistema está abierto, estos pueden verse influidos por fuerzas externas que repercutirán en los seres vivos que lo forman. Por ejemplo, en un lago, si hay una sequía prolongada, el agua de éste se reducirá e incluso puede que desaparezca. Como consecuencia de esto se produce una ruptura del equilibrio y los seres vivos que viven en ese ecosistema (peces y aves, por ejemplo) tienen que o bien adaptarse, o desplazarse o sucumbir. En el caso de los peces, morirían; en el caso de las aves, se desplazarían, en el caso de los árboles y plantas se tendrían que adaptar o sucumbir.

En el interior de cada ecosistema, cada especie ocupa un lugar particular que se denomina "nicho ecológico". Este sería el conjunto de condiciones del hábitat, de la alimentación y de la reproducción, etc., que permite la existencia de una especie viva dentro del ecosistema. Hay una constante interacción entre estos.

Una ley básica de la ecología es que en la naturaleza nada se crea ni nada se destruye o desaparece, todo se transforma, todo lo que acontece son cambios y transformaciones en la materia y en la energía.

Otra de las leyes de la ecología consiste en que los ecosistemas evolucionan natural y espontáneamente, cuando no reciben influencias exteriores artificiales, hacia comunidades vegetales y animales equilibradas en su estructura y sus funciones.

La complejidad del ambiente humano. Su ecosistema. Adaptación.
En el caso del ecosistema del hombre la situación es más compleja puesto que no solo hay que considerar el aspecto físico y biológico sino el ambiente sociocultural. Además del nivel del desarrollo cultural, el hombre tiene la capacidad de modificar y transformar su propio ambiente. Lo que debería hacer es siempre respetarlo.

El hombre tiene una notable capacidad de adaptación a su ambiente. Esta adaptación tiene que ser de origen genético, aclimatación y adaptación psicológica y psicosocial.

Pero la adaptación a los cambios del ambiente que el propio hombre produce requiere tiempo. El problema de la adaptación consiste en la cantidad y calidad de los factores (físicos, químicos, biológicos, socioculturales, combinación de factores) y el tiempo y la intensidad de la exposición al riesgo. Muchas veces el hombre al no tener tiempo suficiente para esta adaptación se produce una "maladaptación" que le permite al hombre la existencia y reproducción pero no el goce de la salud, ni el bienestar físico y mental.

Desde este punto de vista, la salud y la enfermedad son consideradas como estados dinámicos de adaptación o de desadaptación del organismo frente a su ambiente.

Es aquí donde el naturópata entra en juego, porque tiene que estudiar al hombre no solo desde un punto de vista físico, fisiológico o biológico, sino desde un punto de vista holístico y educacional. El naturópata tendrá que conocer el sistema ecológico en el que el hombre o el paciente vive y además considerarlo no solo aislado sino dentro del grupo o población donde vive e incluso le tendrá que enseñar como vivir dentro de ese sistema para que pueda adaptarse y gozar de mejor salud.

Como se ha dicho antes el ser humano puede cambiar el ambiente en el que vive, y de hecho lo está haciendo de manera especialmente peligrosa desde comienzos del siglo XX. Esto está provocado especialmente por la explosión demográfica, la irradiación de los mares, contaminación bacteriana, abandono de las zonas rurales, contaminación atmosférica, y un larguísimo etc. Ante esta situación las soluciones bioecológicas en el campo de la agricultura son: rotación de cultivos; cultivos que eliminen hierbas; recuperación de tierras menos productivas; uso directo de la energía solar, eólica, etc.; recuperación de subproductos y de desechos como fuentes de energía y materias primas e investigación agronómica para dar soluciones específicas.

Temas relacionados

Libro SaludBio

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.