eBook SaludBioeBooks varios SaludBio

Silicea - Remedios de Homeopatía

Indicaciones principales de Silicea

  • Cabeza confusa, vértigos ya diaria, ya periódicamente; dolor de cabeza (especialmente después de trabajos mentales).
  • Jaqueca.
  • Dispepsia.
  • Acidez de estómago, ardor en el cuello, catarro crónico del estómago.
  • Inflamación y supuración de los pezones, abscesos, y diviesos, nudosidades en los pechos.
  • Dolencias escrofulosas y de raquitismo (hinchazón de glándulas y abscesos, diviesos, tumores, flujo por la oreja, gangrena, fístulas, panarizos, tumefacción de los huesos, inflamación de las articulaciones, cojera voluntaria, rodillas hinchadas). Tumefacción de las rodillas; tumores en los pies.

Características principales de Silicea

Cabeza confusa, cansancio proveniente de trabajos mentales, vértigo casi siempre por la mañana y al alzar la vista, o por la tarde y al ir en carruaje; vértigo que viene desde la espalda, pasa por la nuca, hasta llegar a la cabeza, dolor de la cabeza desde la nuca hasta el atlas, y que impide el dormir; pesadez de la cabeza que parece querer estallar por la frente, por la tarde; tiranteces y presión en la cabeza que amenaza estallar; dolor de cabeza frecuentemente en un costado, con punzadas en los ojos y en los huesos de la cara; pulsación con gran calor y agolpamiento de sangre a la cabeza, el cerebro parece resonar a cada sacudimiento y al pisar en tierra; en la cabeza parece todo girar y dar vueltas como si todo tuviese vida; dolencias de la cabeza que se alivian por el calor.

Pérdida del apetito; sabor amargo en la boca, especialmente por la mañana; voracidad junto con falta de apetito; aversión a todos los manjares, especialmente a los platos cocidos y calientes junto con apetito para los guisos fríos; repugnancia a la carne y dificultad de digerirla; apetitos extraños y dañinos después de comer; sueño, ardor en la garganta acidez en la boca , eructos agrios, plenitud del vientre, presionen el estómago; lombrices y vómitos; la región del estómago está dolorida cuando se aprieta; el vientre está como repleto, caliente, tendido o estirado y duro.

Estornudos frecuentes; nariz tapada con mucosidades duras, crónica, escamosidad; tumores en la nariz con comezón y color rojo de la punta, y dolor de sus huesos; constipación perenne con la nariz tapada, hemorragia de la nariz; falta de olfato; interrupción de respiración, cuando el paciente está echado sobre la espalda, cuando se baja, corre o tose; cuando anda aprisa se sofoca y el cuello le parece apretado como por una cuerda; tos, sobre todo cuando bebe frío o habla; tos conmovedora de todo el cuerpo, en especial de noche, con titilaciones en el hoyito del cuello, hasta amenazar ahogar al paciente; tos con expectoración de pus o de sangre; pezones escoriados o que destilan pus don las glándulas del pecho endurecidas.

Hinchazón sin dolor de las glándulas, tumores o flemones circunscritos debajo de la piel, en la carne, en las articulaciones, tendones y huesos, en las partes, tanto duras como blandas; pústulas y forúnculos; hinchazón de huesos con destilación de pus; tumores fistulosos o erectiles; hinchazón pastosa en la rótula y de toda la rodilla, de los pies, sudor fétido y escoriador de los pies; rigidez, falta de flexibilidad y debilidad de las articulaciones; andar torpe (de los niños que tardan en aprender a andar.)

Síntomas generales característicos de Silicea

Desarrollo insuficiente y discrásico del organismo infantil, y que se manifiesta especialmente por enfermedades del sistema óseo, formación de tumores, destilación de pus, hinchazón y fístulas; gran debilidad y cansancio durante la tempestad; ondulaciones fuertes de la sangre con sed después de haber bebido poco vino; alivio de casi todos los señales por el calor, y empeoramiento por el frío, de noche y cuando cambia el tiempo; gran facilidad en resfriarse.

DOSIS Y TOMA DE SILICIEA

Supuesto que la mayor parte de morbosidades que se adaptan al tratamiento de la Silicea, tienen su origen en una constitución discrásica, y que son de consiguiente crónicas, será mejor el éxito del remedio si se aplica en dosis poco frecuentes con interrupciones de cuando en cuando y continuando así mucho tiempo.

También merece la más exquisita atención la dieta y alimentación, no solamente deben proscribirse rigurosamente todas las especias, bebidas alcohólicas y sustancias medicinales, sino que habrá que cuidar que el paciente, con más razón si es niño y escrofuloso o raquítico, reciba una alimentación nutritiva pero fácil para digerir, evitando los manjares harináceos y que repletan demasiado.

Al propio tiempo hay que vigilar que el enfermo tenga aire y habitación sana y pura, movimiento y ejercicio adecuado, y un especial cuidado de la limpieza de la piel.

Tema relacionado:
Silicea. Homeopatía (resumido)

Libro SaludBio

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.