eBook SaludBioeBooks varios SaludBio

Cómo recuperar el equilibrio de la flora intestinal

En el intestino coexisten una mezcla enormemente compleja de microorganismos, algunos de los cuales son beneficiosos para nuestra salud (bacterias prebióticas), otros son saprófitos o comensales (es decir viven de los alimentos que encuentran en el intestino, sin causar ni beneficios ni ser perjudiciales para nuestro organismo) y otros son patógenos (su crecimiento excesivo puede ser perjudicial para nosotros).

Ciertas situaciones como el uso de antibióticos, el empleo de anticonceptivos, los cambios hormonales que se producen durante la menopausia y el embarazo, el debilitamiento del sistema inmunológico o ciertas dietas desequilibradas, pueden hacer que estos microorganismos patógenos crezcan más de la cuenta y pasen a ser dominantes en el sistema digestivo. Esta situación de desequilibrio de la flora intestinal se denomina disbiosis.

Recuperar el equilibrio de la flora intestinal

Cualquier proceso para reequilibrar la flora intestinal, para ser efectivo, debería centrarse en utilizar suplementos que eliminen a los microorganismo perjudiciales, que mejoren las digestiones y que estimulen el crecimiento y la repoblación del intestino con bacterias beneficiosas.

     Eliminar el exceso de microorganismos patógenos

Una de las plantas más interesantes para eliminar microorganismo patógenos es la canela. En su corteza encontramos aceites esenciales con componentes como el cinamaldehido y el eugenol que presentan importantes propiedades antifúngicas, especialmente efectivas frente a hongos del género Aspergillus y Candida. También tienen una potente actividad antibacteriana (tanto frente a bacterias Gram negativas como frente a Gran positivas), sin que estas propiedades antimicrobianas afecten a las bacterias intestinales beneficiosas.

La hoja de olivo también se ha utilizado tradicionalmente para el tratamiento tópico de heridas e infecciones. Este uso ha sido avalado por estudios que demuestran su efecto antimicrobiano, tanto frente a bacterias como frente a hongos. Otra planta a tener en cuenta por sus propiedades antimicrobianas son las semillas de hinojo.

Mejorar las digestiones

Los aceites esenciales de la canela también estimulan la salivación y la producción de jugos gástricos, mejorando problemas como flatulencia, hinchazón abdominal, meteorismo, acidez estomacal y diarrea que se asocian a disbiosis.

Las semillas de hinojo son otro suplemento habitualmente utilizado en indigestión. En su aceite volátil, encontramos sustancias como el acetol, capaz de inhibir los espasmos intestinales y que contribuyen a su efecto carminativo.

Otra planta  con importantes efectos carminativos y digestivos es el cardamomo, planta de la familia de las Zingiberaceae cuyo aceite es rico en aceites esenciales como limoneno, cineol, terpineol o borneol, que además ayuda a combatir la halitosis.

Completar el trabajo con Pre y Probióticos

Para terminar de reequilibrar la flora intestinal, aparte de luchar contra las bacterias perjudiciales, es indispensable utilizar pre y probióticos para repoblar el sistema digestivo de bacterias beneficiosas como Lactobacillus y Bifidobacterium. Los prebióticos (sustancias que estimulan el crecimiento de las bacterias beneficiosas) ser recomiendan utilizarlos junto con el tratamiento con hierbas. Con ellos favorecemos la expulsión de sustancias tóxicas, mejoramos el estado de la mucosa intestinal (favoreciendo que el intestino recupere su fisiología normal) y acondicionamos el intestino para favorecer el desarrollo de las bacterias beneficiosas. Los probióticos, por su parte, es más recomendable tomarlos una vez hemos eliminado la mayor parte de las bacterias perjudiciales, para favorecer su implantación en el intestino.

Protocolo recomendado y dosis diaria

Semanas 1-6

Canela (3750 mg), hoja de olivo (800 mg), semilla de hinojo (400 mg) y aceite de cardamomo (100 mg)

Prebiótico: Fructo-oligosacáridos (FOS) de 5 a 10 gramos.

Semana 7-8 (continuar si fuera necesario)

Canela (3750 mg), hoja de olivo (800 mg), semilla de hinojo (400 mg) y aceite de cardamomo (100 mg)

Probiótico: 10.000 millones de bacterias vivas.

Fuente: Lamberts   

Temas relacionados
El cuidado del colon (intestino). Su importancia para la salud
El estreñimiento. Causas y efectos
Estreñimiento. Constipación. Tratamientos y Remedios de Medicina Natural

Libro SaludBio

Comentarios

Tengo diverticulitis. He tomado cuatro diferentes antibioticos y no remite. ¿que puedo hacer?

M'agradaría saber on trobar les dosatges d'erbes sutgerides per a reequilibrar la flora bacteriana.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.