Enfermedades de la boca. Gingivitis. Periodontitis. Síntomas

SON LA CAUSA DE LA MAYORÍA DE LAS EXTRACCIONES DENTALES EN PACIENTES MAYORES DE 35 AÑOS

Lo dicen los odontólogos: las enfermedades periodontales son culpables de casi el 80 por ciento de las extracciones de piezas dentales que se realizan en pacientes mayores de 35 años. Estamos, pues, ante un grupo de trastornos de origen infeccioso (bacterias) cuya frecuencia aumenta con la edad, y con demostrada capacidad para inflamar y destruir las estructuras que rodean y sostienen los dientes, principalmente las encías, el hueso y la capa externa de la raíz del diente.

Según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA), un 73 por ciento de los españoles presenta patología periodontal. El desconocimiento sobre esta importante enfermedad hace que las cifras de pérdidas dentales vayan en aumento, una realidad preocupante si tenemos en cuenta que en la mayoría de los casos el proceso comienza con la irritación e inflamación de las encías -gingivitis- que si es detectada a tiempo puede revertirse completamente mediante tratamientos sencillos y de bajo coste.

Gingivitis

Atendiendo al grado de afectación de las piezas dentales, los especialistas hablan de gingivitis cuando el proceso inflamatorio sólo afecta a la encía y no están afectados los tejidos que sujetan el diente. Va a afectar de forma episódica a casi todas las personas en algún momento de su vida, y por lo general es consecuencia de un cepillado incorrecto que permite a la placa bacteriana -película blanda y viscosa conformada principalmente por restos de alimentos y bacterias- acumularse sobre la línea gingival de los dientes, preferentemente en los empastes defectuosos, puentes, aparatos de ortodoncia y en torno a los dientes próximos a dentaduras postizas faltas de higiene.

Cuando dicha placa permanece más de 72 horas en los dientes se solidifica convirtiéndose en sarro, lo que dificulta su eliminación, y de hecho no puede quitarse del todo con el cepillo ni con la seda dental, por lo que se ha de recurrir a un profesional para que lo elimine. Aunque la causa principal de la gingivitis es la placa bacteriana, otros factores pueden empeorar la inflamación, especialmente el embarazo, la pubertad y los fármacos anticonceptivos.

Periodontitis

Por otro lado, hablamos de periodontitis -también se usa el término piorrea- cuando el proceso inflamatorio afecta a los tejidos periodontales profundos, lo que conlleva destrucción del hueso y del ligamento que soportan y sujetan los dientes. Estos procesos inflamatorios raramente cursan con un dolor intenso, por lo que muchos pacientes los padecen sin ser conscientes de ello. Si la periodontitis no es debidamente tratada, destruye todo el soporte del diente, lo que provoca movilidad y separación de las piezas dentales, que con el tiempo se acaban perdiendo, ya sea porque se caen solos o por la necesidad de extraerlos debido a su inestabilidad.

El grado de gravedad de la periodontitis difiere notablemente incluso entre individuos con cantidades similares de sarro, lo cual puede deberse a que la placa bacteriana contiene diversos tipos y cantidades de bacterias y porque cada persona reacciona de modo distinto frente a las mismas.

Origen bacteriano

Las bacterias que todos tenemos en la boca se alojan alrededor de los dientes, apoderándose del espacio existente entre estos y la encía. Si no son debidamente eliminadas, pueden llegar a colonizar dicho espacio, dando origen a una reacción inflamatoria y destructiva, que es la característica esencial de estas enfermedades. En esta acción destructora contribuyen factores como la predisposición genética, la malnutrición (carencia de vitaminas C y A, de zinc y de proteínas; las bacterias de la placa se nutren de los azúcares o hidratos de carbono que quedan en los dientes después de haber comido), una deficiente alineación dental (facilita la acumulación de placa bacteriana y dificulta su eliminación), el tabaco y el estrés.

Un problema añadido puede surgir de la mano de otras enfermedades. Una persona con buen estado de salud no suele ver alterado su estado general por las enfermedades periodontales, ya que las infecciones que éstas producen se localizan exclusivamente en la boca, pero si se trata de pacientes con enfermedades crónicas tales como diabetes, enfermedades cardíacas, circulatorias, etc., entonces sí puede verse afectada muy negativamente la salud del paciente.

Prevención y tratamiento

Una limpieza adecuada es el primer y más importante paso para evitar el almacenamiento de bacterias y la formación de caries. Un buen cepillado diario con el dentífrico adecuado, seda dental, y uso de colutorio después del cepillado son las medidas esenciales para ayudar a mantener las encías sanas y conservar mejor la dentadura.

El remedio parece sencillo, y de hecho lo es, pero requiere un mínimo de rigor y meticulosidad. Además, si bien es cierto que la limpieza diaria ayuda a mantener a raya la formación de caries y previene la gingivitis, sin embargo no la puede prevenir completamente, y si además el problema ha derivado a periodontitis necesariamente requiere un tratamiento profesional.

En cualquier caso, siempre conviene recurrir a un higienista profesional en casos de propensión a la gingivitis o de tendencia a producir placa bacteriana. La rapidez con que se forme el sarro decidirá la frecuencia con que se ha de recurrir a la limpieza profesional: cada tres o seis meses o una vez al año.

Si la enfermedad periodontal ha hecho acto de presencia, en la actualidad la odontoestomatología dispone de técnicas de tratamiento encaminado no sólo al control de la infección, sino también a la regeneración de los tejidos periodontales destruidos. Entre dichas técnicas están las técnicas de limpieza como raspaje y alisado radicular y la aplicación de un tratamiento inmediato con cirugía y antibiótico. Si hay un deterioro muy avanzado, el odontólogo puede sugerir tratamiento quirúrgico, ortodoncia o colocación de aparatos protésicos, teniendo en cuenta siempre la edad del paciente, su estado general de salud, su historia médica, el grado de la enfermedad, tolerancia a medicamentos, etc.

Últimos datos

En el ámbito del Mes de la Salud Bucodental, iniciativa creada por Colgate y la Fundación Dental Española (FDE) y cuyo objetivo principal es fomentar la prevención en materia de salud bucodental, se ha realizado un taller que ha reunido a expertos odontólogos e higienistas para debatir el estudio realizado en casi 7.000 personas, de todas las Comunidades Autónomas, sobre hábitos de higiene bucal, así como de las principales enfermedades que pueden aparecer en nuestra boca y su prevalencia.

De dicho informe se desprende que el 58 por ciento de la población (27 millones) padece algún tipo de enfermedad periodontal, siendo ligeramente superior en los hombres que en las mujeres. Entre los 51 y 60 años de edad es cuando mayor incidencia existe (70 por ciento aproximadamente).

Dentro de este tipo de enfermedades, el 66 por ciento padece gingivitis (más de 30,5 millones), el 27 por ciento periodontitis leve y el 8 por ciento periodontitis grave.

Un aspecto importante a destacar es que existe asociación estadística entre la frecuencia de cepillado y la presencia de patología periodontal. A mayor frecuencia de cepillado, menor frecuencia de periodontitis. Así, de aquellas personas que se cepillan los dientes tan sólo una vez al día, el 74 por ciento padece esta enfermedad, frente al 44 por ciento de las personas que se cepillan los dientes tres veces al día.
Más información: www.sepa.es

SIGNOS DE ENFERMEDAD PERIODENTAL
» Enrojecimiento e hinchazón de la encía y sangrado de ésta al cepillarse los dientes o de un modo espontáneo.

» Cuando las enfermedades periodontales han evolucionado a periodontitis, suelen aparecer otros síntomas como:

1. Retracción de las encías, sensación de dientes más largos.
2. Movilidad de los dientes.
3. Separación de los dientes.
4. Aumento de la sensibilidad dentaria, sobre todo al frío.
5. Sensación de quemazón y dolor de encías.
6. Mal aliento.
7. Aparición de abscesos y flemones en la encía.

Mejor prevenir
Una buena higiene dental implica un cepillado -con un cepillo en buenas condiciones y dentífrico- durante un mínimo de tres minutos, tres veces al día. Los expertos hacen especial hincapié en que es un error relativamente frecuente que en una casa exista un único dentífrico para toda la familia, sin tener en cuenta que una persona cuyos dientes no soportan el agua fría no debe usar nunca el mismo dentífrico que otra a quien le sangran las encías. Hoy en día los dentífricos contienen sustancias con distintos efectos terapéuticos sobre las piezas dentarias y las encías, adaptables a cada problema dentario. Por tanto, debe emplearse un dentífrico adaptado a cada necesidad. Consulte con el dentista o el farmacéutico sobre el dentífrico más adecuado.

Los colutorios dentales, por su parte, son igualmente un buen complemento en la higiene dental, pero no un sustituto del dentífrico ni del cepillado. Además, son recomendables ante postoperatorios dentales, en portadores de dentaduras postizas, o en casos extremos en que es difícil la utilización del cepillo. Por último, debemos visitar al dentista una vez al año, como mínimo, con objeto de prevenir o detectar cualquier problema odontológico.

FUENTE: Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA).

Temas relacionados:
Salud bucal
Boca. Sus enfermedades. Tratamientos y Remedios de Medicina Natural

Comentarios

tengo mi abuela de 72 años ella sufre del simbrome de shore es un simbrome dodne las zonas como la boca,la nariz,los ojops y etc se secan ,ella en la actualidad esta usando lagrimas artificiales ,salibales,etc,ella es una pesona muy fuerte ,pero la enfermadad la esta dominando ., ahora ella le a salido unas como llagas en el paladar de arriba de la boca unos huekitos comenzo con uno ahora tiene 3 y eso me preocupa POR FAVOR NECESITO INFORMARME SOBRE LO K TIENE ELLA PARA PODER AYUDARLLA POR FAVOR SUPLICO AL MEDICO K LEA ESTO . MI NOMBRE ES NANCY -PERU-CHICLAYO-942999519 mi correo es nabrac_01@hotmail.com

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.