eBook SaludBioeBooks varios SaludBio

Frases, proverbios y poema para la SALUD

A veces es preciso tener muy en cuenta el verdadero significado de ciertas palabras y frases que nos serán útiles al tener que enfrentarnos a momentos de conflicto, de problemas, de personas y situaciones negativas que pueden ser un estorbo en nuestro andar hacia la salud. El usarlas y conocerlas puede ser un revulsivo a nuestro deseo de seguir en la ruta que nos hemos marcado de mejorar nuestro modo de vivir. La mayoría están sacadas de los libros de Bernard Jensen así como el poema final (anónimo).

"El poder creativo de la naturaleza es más fuerte que la inclinación del hombre por destruirse".

La autocuración es un poder a su servicio. Aunque el hombre se destruyese, la naturaleza seguiría su curso. 

¨Ley de curación de Hering: "Toda curación principia de adentro afuera y de la cabeza a los pies, pero en orden inverso a aquél en que los síntomas fueron apareciendo".

Importantísimo. En esto se basa las crisis curativas.

"El hombre sabio es aquel que hace desde el principio lo que los tontos hacen al final de la jornada".

Esta frase nos enseña la importancia de la prevención. Cuando aparece la enfermedad es cuando muchos quieren poner remedio a la situación. Muchas veces ya es tarde.

"Líbreme Dios de los médicos, que de las enfermedades me libro yo"

No necesita muchos comentarios; pero de nuevo hace incapié en nuestra responsabilidad de luchar por la salud y no pensar que son otros los responsables de nuestra salud.

"Todo lo suave y flexible se mueve al ritmo de la vida; lo duro y quebradizo se mueve al ritmo de la muerte".

En la naturaleza todo está en movimiento, desde los electrones hasta las galaxias. ¡Qué importancia tiene el ejercicio, la movilidad! El estancamiento, la no movilidad es la muerte.

"Hay momentos en los que tendremos que viajar absolutamente solos".

Cuando nos decidimos por la salud, puede que muchas personas no nos comprendan y nos pongan trabas en el camino que nos hemos marcado. No nos desanimemos.

"Cultivemos rosas y desechemos los hierbajos".

Los pensamientos positivos son fuente de vida, los negativos son destructivos.

"Si somos nuestro peor enemigo, ¿por qué no podemos ser nuestro mejor amigo?"

En muchas ocasiones nosotros mismos nos hemos ocasionado la enfermedad por nuestros malos hábitos, también podemos cambiar de rumbo y volver a la salud. Es cuestión de proponérselo.

"Haz una fiesta de cada momento de tu vida".

La actitud positiva ante la vida, incluso el saber ver lo positivo de lo negativo es fundamental para seguir luchando y ser feliz. Lo negativo nos destruye, lo positivo nos edifica.

"En el camino de la vida no hay piedras con las que podamos tropezar que no se puedan utilizar como peldaños para subir" (hermoso ¿verdad?)

Una enfermedad (la piedra) puede ser lo que nos despierte para cambiar el rumbo de nuestra vida y crecer como personas hacia lo mejor.

"Hay un médico en la despensa, ¿sabe cuál es?"

Las frutas, semillas y hortalizas crudas.

"Ningún alimento que haga el hombre podrá superar al que Dios ha creado"

Una de mis favoritas

"Que tu medicina sea tu alimento y tu alimento tu medicina"

No necesita mucha explicación.

"¡Cuánto más cerca estés de la verdad, más solo estarás!"

¡Qué verdad tan grande! La gente sigue a ciegas a la mayoría sin pensar en realidad. La verdad hay que amarla y desearla. Pocos la encuentran.

"La humildad está más cerca de la verdad que el orgullo".

El orgullo es un muro contra el conocimiento. La humildad, el hambre de saber, es lo que nos llevará a la verdad.

"Hay medicamentos para todas las enfermedades, menos para lograr la salud".

¡Qué maravilla de frase! Los medicamentos sirven para los síntomas, no para la SALUD.

"Tener buena salud no es un tesoro; más bien un tesoro es saber conservarla"

Yo puedo ser dueño de un auto Mercedes pero si no lo sé conservar o lo maltrato no me lo merezco. Hoy muchas personas destrozan su salud, su herencia por sus hábitos incorrectos. La Educación para la Salud es la clave para saber prevenir enfermedades futuras y no desperdiciar la salud que tenemos.
 

Pedí a Dios la fuerza que me diera el triunfo;
y fui hecho débil, para que supiera obedecer con humildad.
Pedí la salud que me permitiera hacer las cosas más grandes;
y fui hecho enfermo, para que hiciera las cosas mejores.
Pedí las riquezas que me dieran dicha;
y se me dio pobreza, para que fuera sabio.
Pedí la fuerza que me ganara el elogio de los hombres;
y fui hecho débil, para que sintiera la falta de Dios.
Pedí todas las cosas que me hicieran gozar de la vida;
y me fue dada la vida, para que disfrutara de todas las cosas.
Nada recibí de lo que pidiera, sino todo aquello que había esperado.
Casi a mi pesar, mi oración callada recibió respuesta.
Soy, entre todos los hombres, el más abundantemente bendito.

Libro SaludBio

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.