Lunares cancerosos

El peligro de algunos lunares

La mayoría de los lunares son benignos; aun así, es bueno estar alerta, por si aparece uno canceroso. El periódico Milenio, de la ciudad de México, da las siguientes señales como indicativo de que el lunar debe someterse a revisión médica:

  • Presenta una mitad de distinto tamaño que la otra
  • Su borde es irregular
  • Ha cambiado de color o de tamaño
  • Mide más de seis milímetros de diámetro (el tamaño de la goma de borrar del extremo de un lápiz)
  • Sangra o produce comezón.

La doctora Nancy Pulido Díaz, del Centro Médico Nacional La Raza, explica: “Los [lunares] que requieren una mayor vigilancia son los que se poseen desde el nacimiento, y los que aparecen en las palmas de las manos o en las plantas de los pies”.

Temas relacionados:
Cáncer. Teorías sobre su causa. Tratamientos de Medicina Natural (10 comentarios)

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.