eBook SaludBioeBooks varios SaludBio

Tumores benignos y malignos - Diferencias

La palabra tumor puede tener un significado genérico y otro específico. En sentido genérico un tumor es cualquier aumento de volumen bien circunscrito y redondeado de un órgano o tejido. Este significado está muy relacionado con el de tumefacción.

En sentido específico, tumor es una “neoformación” de uno o varios tejidos cuyas células reproducen “atípicamente” la estructura del tejido normal en que se implanta el tumor. La neoformación se desarrolla con un crecimiento más o menos rápido en completa independencia y autonomía de nuestro organismo, entrando en peligro las fuerzas vitales del organismo al actuar como un parásito que sustrae los elementos nutritivos necesarios para subsistir y crecer.

Características de los tumores

Las características fundamentales de los tumores son las siguientes:

  • Atipia de sus células. Marcada diferencia con las células normales del tejido en que se implanta.
  • Crecimiento continuo e indefinido de la masa tumoral con un ritmo más o menos rápido.
  • Independencia del tumor en relación a nuestro organismo.

Tumores benignos

Se denomina tumor benigno el tumor que:

  • Crece lentamente con un ritmo mucho menos rápido que el tumor maligno (cáncer)
  • Se desarrolla en sentido expansivo y no infiltrativo; es decir, a medida que crece aplasta al tejido sano que lo rodea sin infiltrarlo ni invadirlo (como sí lo hace el tumor maligno)
  • No se reproduce a distancia. No metástasis (es decir, filiaciones tumorales en órganos o tejidos alejados del tumor primitivo). La metástasis es típica del tumor maligno.
  • No recidiva después de la extirpación quirúrgica total.
  • No compromete al estado general del paciente; es decir, no produce un grave estado de desnutrición y debilidad general propia de los tumores malignos en fase avanzada (caquexia cancerígena).

Debido a estas características, el tumor benigno es siempre una enfermedad local, mientras que el tumo maligno es local en la primera fase o inicial y después se generaliza. Además es una afección siempre favorable porque no produce trastornos que comprometen la vida del paciente.

Sin embargo, en ciertos estados y por la acción de algunas influencias, el tumor benigno puede volverse maligno.

Tipos de tumores benignos

Existen numerosas variedades de tumores benignos según el tejido en que  se implantan y del que las células tumorales reproducen su estructura. Por ejemplo según el tejido en el que se implanten se denominan: lipomas (graso), fibromas (conectivo o fibroso), osteomas (óseo), miomas (muscular), neuromas (nervioso), etc.

Tumores malignos

Las características del tumor maligno son:

  • Crece con bastante rapidez, por lo general más rápido que el tumor benigno.
  • Es invasivo o infiltrativo. La masa tumoral no comprime el tejido vecino, sino que lo destruye en el interior del mismo por una serie de prolongaciones largas.
  • Se reproduce a distancia (metástasis). Se forman tumores en órganos alejados del que asienta el tumor primitivo. Estas metástasis se producen sobre todo en ciertos órganos (ganglios linfáticos, pulmones, hígado, etc.) y se producen por células atípicas que desprendiéndose de la masa tumoral primitiva alcanza, por vía sanguínea o linfática, el nuevo órgano en el que provocan el nuevo cáncer debido a la capacidad proliferativa que conservan.
  • Provoca recidivas con mucha facilidad. Estas recidivas se producen incluso después de intervenciones quirúrgicas extensas y cuidadosas. Por lo general, las recidivas se evitan en aquellos casos en que el tumor se diagnóstica y opera en fases muy precoces cuando el tumor está muy localizado y circunscrito.
  • Comprometen el estado general del paciente. Si no se consigue el tratamiento adecuado o es ineficaz, el paciente adelgaza y se presenta un estado anémico conocido como caquexia. Es interesante que no se sabe si ésta se produce por trastornos originados por la presencia mecánica del tumor al provocar disfunciones orgánicas, o depende de sustancias tóxicas formadas en el tumor y que se esparcen por todo el organismo.
  • Originan alteraciones anatómicas y disfunciones orgánicas. Si un tumor maligno se implanta en la garganta (cáncer de laringe) queda comprometida la fonación; si surge en la mucosa estomacal comprometerá la función digestiva, y así sucesivamente.

Temas relacionados
Cáncer. Teorías sobre su causa. Tratamientos de Medicina Natural (10 comentarios)
Plantas para el cáncrer

Libro SaludBio

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.