Alimentos vivos o alimentos cocinados, ¿qué es lo mejor para la salud?

Los alimentos cocinados nos mantienen vivos, los alimentos crudos nos dan vida y curan las enfermedades. Sí, solo los alimentos crudos, y si es posible biológicos, tienen el poder de transformar nuestro organismo.

Para reemplazar en el organismo cualquier célula dañada, es necesario que los jugos de frutas y verduras contengan los elementos químicos requeridos para forman nuevas estructuras moleculares. Para conseguir esto necesitamos fluidos y líquidos vitales que nos transmitan las energías vitales del sol, el aire y el agua, de manera que puedan llegar a cada célula de nuestro cuerpo.

No podemos olvidar que la sangre es la vida de nuestro cuerpo, y las células de nuestro cuerpo están estrechamente relacionadas con la sangre. Puesto que vivimos de la sangre que recorre nuestro organismo debemos cuidar la sangre; y esto se hace nutriéndola, saturándola de las vitaminas, minerales y enzimas que los jugos de verduras y frutas contienen.

Todo el mundo debería consumir alimentos crudos de forma habitual y suplementar su dieta con jugos de verduras y frutas. Nuestro organismo no necesita solo calcio o hierro, necesita microminerales, oligoelementos como el boro, el selenio y el zinc. Estos podemos encontrarlos en los alimentos crudos y los zumos de verduras.

Lo que no hemos comido produce enfermedades

Recordemos que las enfermedades no se producen por lo que hemos comido durante años, sino por lo que NO HEMOS COMIDO durante años. Es decir, nosotros nos matábamos de hambre. Un simple ejemplo: los agricultores saben que si el terreno en el que cultivan, por ejemplo, aguacates, no contiene boro, estos árboles enferman. Los árboles y las plantas necesitan los minerales de la tierra para estar sanos. Nosotros los necesitamos de la misma manera. En casi toda enfermedad, por no decir toda, hay un déficit de nutrientes.

Debido a esta desnutrición crónica que sufren muchas personas, aunque coman mucho, nuestro cuerpo llega al agotamiento. Esto se puede convertir en un círculo vicioso ya que un cuerpo agotado no tendrá la energía suficiente para poder digerir y absorber de los alimentos los nutrientes vitales, de modo que el círculo vicioso se mantiene y se hace más grande.

¿Quién tiene la culpa de esta situación? Principalmente los médicos. Ellos saben bien de todo esto pero no nos han enseñado a vivir de manera adecuada. Tenemos todo tipo de medicamentos para todo tipo de enfermedades pero carecemos de la educación correcta. La educación para la salud se ha descuidado en extremo, y no parece que de  momento nadie se atreva a cambiar esta situación.

Alimentos vivos

Cuando se descubrió la tumba de Tutankamen se encontraron algunas semillas que tenían unos 2.000 años de antigüedad. Pues bien, se plantaron y crecieron. Este “factor de vida” que tienen algunos alimentos es lo que tenemos que conseguir con nuestra alimentación. Es decir, tenemos que comer “alimentos vivos”. De hecho, estas semillas de algarrobo que se encontraron, después de plantarse y crecer se pudo comer su fruto y tenía un agradable sabor. Esto demuestra como la naturaleza tiene un gran interés en la siguiente generación y busca la supervivencia de las especies. De la misma manera que estas semillas están protegidas por una vaina, y nada puede destruir su fertilidad a menos que ésta se perfore o se rompa, así también los jugos y licuados tienen la oportunidad de perforar y “romper” las células y los tejidos de las verduras, extrayendo el zumo con ese “factor de vida” intacto.

Alimentos cocinados

Sin embargo, si usted cuece trigo en un microondas, y lo siembra después de cocido, no crece; está muerto, de modo que ya no hay vida en esos alimentos. Por el contrario, si ese mismo trigo lo cuece en utensilios de cocina de acero inoxidable y a baja temperatura, después puede plantarlo y crece. Esto significa que no se ha aplicado el suficiente calor para matar el germen y las enzimas de la semilla. Esto nos debe hacer reflexionar en lo que hacemos con nuestros alimentos cuando los cocinamos, y la importancia de saber cocinarlos.

Recordemos que los alimentos vivos son aquellos que tienen una gran cantidad de elementos minerales solubles y que han sido elaborados y habilitados por las actividades de la naturaleza, como el fuego, agua , calor, aire, oxígeno y luz del sol. Éstas son las verdaderas propiedades curativas y el hombre no puede alejarse de ellas si desea estar saludable.

Las ventajas de los jugos y licuados

Cuando usted le da un mordisco a una manzana observa que en poco tiempo su pulpa se vuelve oscura y se empieza a oxidar.

Las ventajas de los zumos y licuados es la de tener alimentos preparados para su consumo inmediato sin tener que sufrir este proceso de oxidación. Si usted deja un zumo de naranja toda la noche sin tomárselo, al día siguiente habrá perdido el 15% de la vitamina C que contenía.

Esto no es aplicable únicamente a los licuados o zumos sino a todos los alimentos. Si usted tiene una fruta madura cómasela, no espere. Si la guarda una semana no le hará ningún provecho. Si no está madura porque se ha recogido antes de tiempo, no se la coma, está ácida y formará compuestos ácidos en su cuerpo. Debemos comer la fruta en su momento justo.

Si cosecha alubias y las saca de su vaina, son alcalinas; si las deja una semana fuera se convertirán en formadoras de ácidos. Con los jugos o licuados nos puede pasar lo mismo. Es muy importante tomar nuestros jugos enseguida de haberlos preparados. Tenemos que lograr que lleguen a los jugos gástricos antes de que se oxiden. Ahí es donde empieza la curación.

En conclusión, para que nuestro cuerpo sane o se mantenga sano necesitamos que nuestra sangre esté limpia y cargada de alimentos nutritivos vitales para que los transporte hasta la célula más recóndita de nuestro organismo. De esta forma conseguimos un cuerpo saludable, químicamente perfecto, listo para hacer frente a los problemas y retos de la vida.

Temas relacionados
Más de 100 consejos para una alimentación saludable
Jugoterapia - Los zumos y la salud
Jugos de frutas y verduras - Lo mejor para la salud
 (5 comentarios)
Las leyes de curación por medio de los alimentos (26 comentarios)

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.