Jugoterapia - Los zumos y la salud

Los jugos son una terapia no convencional, una terapia alternativa que funciona en el cuerpo y puede fortalecerlo para que éste empiece a eliminar una enfermedad.

Como hemos escrito en otros artículos toda enfermedad revela una deficiencia nutricional en alguna parte del organismo. Pues bien, muchos minerales de los que podemos ser deficientes, se encuentran comprimidos en las fibras de algunos alimentos que podemos comer. Al extraerles el jugo a esos alimentos, extraemos esos nutrientes (vitaminas, minerales, enzimas, etc.).

Debería de existir una ciencia o deberíamos tener una educación que nos informe qué alimentos efectúan los cambios adecuados en esos tejidos. Cuando a uno le dice el  médico que está bajo en calcio, le recetan tabletas de calcio para reponer el calcio biorgánico; pero eso no es comida ni alimento bioquímico y no debería entrar en el cuerpo.

Los jugos sí pueden proporcionar esos nutrientes que necesitamos de forma biorgánica. Los jugos son una terapia suave y sutil. Los jugos no crean adicción, no ocasionan efectos secundarios indeseables a menos que se coma poco o en exceso durante mucho tiempo. Los alimentos naturales y biológicos no causan efectos colaterales.

Qué podemos esperar de los  jugos

No espere resultados inmediatos de la jugoterapia. El recobro de la salud avanza gradualmente, es un arte moderado de curación. En la práctica cotidiana en consulta médica naturista biológica puede llevar al menos un año en sanar por consumir los alimentos apropiados.

El consumo de jugos, desde el punto de vista médico, es una terapia alternativa que se usa junto a una dieta balanceada como lo es nuestro Régimen de Salud. La jugoterapia por sí sola no debe emplearse sin la supervisión de un profesional de la salud. Seguir una dieta a base de jugos puede ser peligroso en manos de una persona sin experiencia, sobre todo si es de larga duración.

Cómo funciona la jugoterapia

La idea básica de la jugoterapia es la terapia de remplazo. Es decir necesitamos remplazar el tejido viejo y debilitado por un tejido nuevo y sano. Esto se consigue suministrando al cuerpo un ligero excedente de nutrientes o elementos químicos en nuestro régimen alimenticio. De esta manera la jugoterapia logra atender las deficiencias de nutrientes desarrolladas en muchos años o en poco tiempo por una alimentación descuidada o por un estilo de vida antinatural.

Para entender el proceso de curación tenemos que tener en cuenta que los tejidos débiles tienen que estar libres de toxinas y fortalecidos. Cuando se consigue esa depuración, todo el cuerpo participa en una crisis curativa que va a durar de tres a cinco días, eliminando flema, moco o catarro y las toxinas, y ahora empezará el proceso de la formación de nuevo tejido sano. En esto consiste la curación natural. Nosotros, los profesionales de salud, no curamos; atendemos a las deficiencias químicas y damos la educación para la salud que la persona precisa, después el cuerpo sana por sí mismo.

Tiene que desestimar la idea de que los jugos van a curar la diabetes, el cáncer, etc. ¡van a curar todo! Lo que nosotros hacemos es trabajar con la naturaleza, y ésta hará la curación. Los jugos deberían formar parte de toda terapia natural, pero desgraciadamente incluso muchos naturópatas están más interesados en vender productos que en educar a sus pacientes. Pero recuerde que es la naturaleza la que por sí  misma fortifica, restablece la salud y rejuvenece, incluso despiertos.

Si trabajamos demasiado nuestro cuerpo se debilita y se mina su resistencia. Nuestro sistema nervioso e inmunológico se debilita si nuestra forma de vivir carece del equilibrio adecuado. Pues bien, los jugos ayudan a conseguir ese equilibrio perdido.

Recuerde que es muy fácil estar químicamente deficientes en cualquiera de los sistemas o aparatos orgánicos. La deficiencia de nutrientes y minerales de los suelos puede hacer que nuestros alimentos, y más manipulados, carezcan de los minerales adecuados para nuestra salud. Esta deficiencia afecta a nuestro aparato respiratorio, urinario, glandular, etc. Si nos quedamos químicamente deficientes, el organismo empezará a funcionar mal y aparecerán los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las enfermedades, por no decir todas, es un signo de escasez de elementos químicos del organismo. La naturaleza cura, y los jugos que nos proporciona la naturaleza previenen o contrarrestan la escasez de los elementos químicos que inducen a la enfermedad.

Las experiencias clínicas de la jugoterapia en la práctica son asombrosas. Es posible restablecer la salud de personas muy enfermas gracias a reponer los elementos químicos por medio de jugos de verduras y frutas y mediante líquidos y suplementos, junto, como no podría ser de otra forma,  con una dieta equilibrada.

Experiencia de una curación “milagrosa” con jugos

El Dr. Jensen en uno de sus libros nos relata una experiencia personal, de las muchas que tuvo, de una curación asombrosa de un paciente. El señor Del Wilhite había sido diagnosticado de una enfermedad mortal en el intestino. Este hombre se curó  gracias a tomar sólo jugo de zanahoria durante un año y algo de clorofila líquida, ya que su cuerpo no le admitía otros alimentos.

El Dr. Kirschner, que se enteró de esta curación, fue a comprobar por sí mismo si era cierto lo que se decía. Al hablar con el Dr. Jensen este le comentó: “Del vino a verme después de que sus doctores lo desahuciaron. Le habían diagnosticado una enfermedad degenerativa en el intestino y difícilmente podía comer. Le prescribí jugo de zanahoria, porque casi todo el mundo puede tomarlo, y lo asimiló. Había perdido bastante peso, pero lo recuperó después de empezar a tomar el jugo de zanahoria o un poco de clorofila líquida. Eliminó cierto material increíble a través de su intestino durante su dieta de jugos, y al término de un año volvió al hospital para someterse a un examen médico general. ¡El informe médico demostró que estaba totalmente aliviado de la enfermedad incurable!

El doctor Kirscher quedó tan impresionado con este caso, que escribió un artículo y lo envió a una revista médica para demostrar lo que los jugos  podían hacer en una persona. El artículo le fue devuelto junto con una nota que decía que el relato carecía de credibilidad y que a la profesión médica no le correspondía promover algún alimento para la curación de cualquier enfermedad. El doctor Kirschner dijo: “He visitado a este hombre y me resulta difícil creer en la buena salud que goza. Creo en su relato”.

Ante la incredulidad de la ciencia médica del poder curativo de los jugos y de los alimentos, las pruebas cada día son más concluyentes. El betacaroteno que contienen las zanahorias se ha demostrado que previene o contrarrestra ciertos tipos de cáncer inducidos en ratas y ratones en el laboratorio. Las investigaciones anticancerígenas del betacaroteno (precursor de la vitamina A) continúan realizándose en universidades y facultades de medicina.

Temas relacionados
Jugos de frutas y verduras - Lo mejor para la salud (5 comentarios)
Guía práctica sobre el ayuno
Ventajas y beneficios de los alimentos crudos (1 comentario)
Más de 100 consejos para una alimentación saludable

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.