Enfermedades sistémicas y su relación con los riñones

Se define enfermedad sistémica como la enfermedad que afecta a varios órganos o a todo el organismo. Existen varias enfermedades sistémicas que suelen tener una incidencia en la salud de los riñones, en especial aquellas que afectan a los vasos sanguíneos.

Diabetes mellitus y enfermedad renal

Es frecuente observar que las personas que padecen de diabetes tengan alguna lesión renal. Esta lesión afecta a los glomérulos y a los vasos sanguíneos que llegan a ellos. Se sigue investigando la causa de esta conexión ya que uno de cada tres diabéticos juveniles, o diabéticos insulinodependientes, tienen alguna insuficiencia renal. Este trastorno se conoce por el término síndrome de Kimmelsteil-Wilson. Este síndrome suele aparecer entre doce y veintidós años después del comienzo de la diabetes, y suele ser un anuncio de que al final habrá una insuficiencia renal terminal cuatro o cinco años más tarde. El paciente en esta condición necesitará o bien diálisis o un trasplante de riñón.

Otros problemas que se asocian entre diabetes y riñones es la arterosclerosis de las arterias renales, o infecciones del tracto urinario si no se controla de modo eficiente los niveles de azúcar en sangre. Estas infecciones suelen ocurrir debido a que las bacterias se desarrollan mejor en una orina azucarada. Se ha comprobado que las enfermedades renales de los diabéticos son más comunes en los insulino-dependientes que en los diabéticos de tipo II o que comienza a una edad madura.

El lupus eritematoso sistémico (LES) y enfermedad renal

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune de tipo inflamatoria que puede abarcar a una gran cantidad de órganos. Se define como enfermedad crónica e inflamatoria del tejido conjuntivo que puede afectar las articulaciones y muchos órganos, incluso la piel, el corazón, los riñones y el sistema nervioso. Esta enfermedad se aprecia más en mujeres que en hombres y, en una buena proporción de los casos, aparece en la edad fértil de la mujer. El LES por lo general también ocasiona lesiones renales, y muchas formas de glomerulonefritis. El lupus eritematoso sistémico puede ocasionar dolores articulares, inflamación del corazón, cerebro o pulmones, así como de los riñones.

Poliarteritis nodosa y enfermedad renal

Como su nombre indica la poliarteritis nodosa es una inflamación que afecta a vasos del tipo de las arterias renales lobares, arcuatas o interlobares. Se inicia con síntomas constitucionales en forma de fiebre, malestar general, adelgazamiento y artromialgias, asociado a manifestaciones según la localización de la vasculitis (neuropatía periférica, afectación del sistema nervioso central, manifestaciones cutáneas, intestinales y, más raramente, hepáticas o coronarias). Cursa con hipertensión arterial por isquemia renal. Esta enfermedad afecta más a hombres jóvenes que a mujeres, y previamente parece que muchos de estos pacientes antes han tenido hepatitis B. Los efectos de la enfermedad pueden ser muy serios como hemorragias cerebrales y ataques al corazón. Muchos de estos enfermos desarrollan insuficiencia renal, aunque pueden pasar muchos años antes de que se manifieste.

Amiloidosis y enfermedad renal

Se define amiloidosis como la enfermedad que se caracteriza por el depósito tisular de material amiloide. Dentro de este grupo se incluyen diferentes enfermedades, que tienen como rasgo común la presencia de material amiloide extracelular. El amiloide es una proteína inusual que rellan los vasos sanguíneos, no sólo del riñón (que por general suele estar implicado en la afección) sino también de otros órganos como hígado, bazo, corazón, etc. Cuando esta proteína aparece en el riñón se suele tener un mal pronóstico del curso de la enfermedad y se puede producir una insuficiencia renal en uno o dos años.

Púrpura de Henoch-Schönlein y enfermedad renal

La púrpura de Henoch-Schönlein es una vasculitis reactiva inflamatoria con una reacción granulocítica asociada. Se suele dar en la infancia, evolucionando mediante la aparición de brotes, y es autolimitada. Entre algunos de sus síntomas asociados al riñón encontramos hematuria y proteinuria por la lesión renal. Los niños suelen presentar una erupción típica en las nalgas y miembros inferiores junto con dolores abdominales. Esta enfermedad además de manifestarse por medio de otros síntomas puede crear una glomerulonefritis progresiva y cierto números de pacientes desarrollan insuficiencia renal crónica.

Los medicamentos y enfermedad renal

No podemos olvidar que junto con este pequeño listado de enfermedades sistémicas, los medicamentos son otro factor a tener en cuenta en las enfermedades renales. Por ejemplo, los antibióticos como la penicilina y las sulfamidas pueden desencadenar una hipersensibilidad que afecta a los vasos sanguíneos del riñón. La penicilamina, que se utiliza en el tratamiento de la artritis reumatoide puede producir nefritis glomerular membranosa. El medicamento hidralazina que se utiliza para combatir la hipertensión arterial puede producir un síndrome parecido al del lupus eritematoso sistémico. La ergotamina, utilizado a veces en el tratamiento de la jaqueca, a veces ha ocasionado obstrucción del riñón causada por un crecimiento fibroso alrededor de los uréteres.

Y uno de los herbicidas más usados en el mundo, paraquat, si se ingiere de forma accidental produce rápidamente fallo renal y daño pulmonar.

Temas relacionados
Artículos sobre Diabetes mellitus
Dolor de riñones - Enfermedades de los riñones. Síntomas(418 comentarios)
Insuficiencia renal crónica - Síntomas
Riñones. Tratamientos y Remedios de Medicina Natural (65 comentarios)
Riñón (Nefritis, Nefrolitiasis, Nefrosis). Tratamientos y Remedios de Medicina Natural (7 comentarios)

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.