Límites y principales indicaciones de la Homeopatía

¿Cómo actúa la homeopatía?

La homeopatía es un método terapéutico que reactiva la energía vital del organismo. Tanto en la persona enferma como en la saludable, estimula su conjunto reaccional de defensa.

¿Qué límites tiene la homeopatía?

El límite de la homeopatía es la capacidad de reacción del individuo. También puede depender de la enfermedad a tratar, del enfermo (edad, vitalidad, etc.) y/o del homeópata, ya que su terapia puede ser equivocada, y esto es muy importante, ya que tiene que saber acertar con el remedio correcto. Los niños, por su capacidad reactiva son excelentes pacientes para la homeopatía.

¿Qué enfermedades no puede tratar la homeopatía?

Hay cierto tipo de enfermedades en el que la homeopatía tiene un campo limitado de actuación: las afecciones agudas, médicas o quirúrgicas graves, que requieran una terapéutica convencional urgente. Ejemplos: trombosis, infecciones muy graves, peritonitis, fracturas, envenenamientos, etc.

¿Es compatible la homeopatía con otros tratamientos convencionales?

En afecciones crónicas, la homeopatía por su enfoque del enfermo y su acción farmacológica, debe poder asociarse de manera complementaria, incluso en situaciones graves.

¿Se puede sustituir la medicina alopática por la homeopática?

En numerosos casos, debido a la acción complementaria de la homeopatía, su uso evita la sobrecarga medicamentosa y sus consecuencias iatrogénicas.

¿Cuál es la aplicación ideal de la homeopatía?

Las mejores indicaciones de la homeopatía son los casos patológicos donde el potencial de defensa estimulado es capaz de volver a dar al organismo un nuevo equilibrio de salud.

Principales indicaciones de la homeopatía

Son cuatro los puntos fuertes de la homeopatía que pasamos a destacar:

1. Enfermedades infecciosas agudas

A parte de los casos clínicos graves mencionados anteriormente, la homeopatía es muy eficaz en afecciones virales: síndromes gripales, neumopatías, enfermedades eruptivas, herpes, zona, hepatitis, etc.

2. Enfermedades del terreno

La homeopatía es de gran ayuda en enfermedades infecciosas repetitivas: otitis, bronquitis, cistitis, faringitis, rinitis, etc.

  • Además en patologías alérgicas
  • Dermatosis crónicas
  • Reumatismos crónicos

En este tipo de enfermos, la homeopatía permite la disminución y, a veces, supresión de los medicamentos sintomáticos clásicos.

3. Enfermedades relacionadas con el estrés

La homeopatía es de gran ayuda  en trastornos funcionales como las neurosis de angustia o síndromes depresivos reaccionales.
En estos casos se recomienda que sea la homeopatía la primera terapia a usar antes de proceder al tratamiento ansiolítico, antidepresivo o hipnógeno.

4. Otras enfermedades o situaciones

En lo relacionado con el embarazo, parto o sus secuelas, en los traumatismos, enfermedades relacionadas con la práctica deportiva, cuidados pre y postoperatorios, la homeopatía se ha demostrado muy eficaz.

Temas relacionados
Artículos de homeopatía

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.