Veratrum - Remedios de Homeopatía

Indicaciones principales de Veratrum

  • Vómito.
  • Colerina.
  • Cólico y diarrea (especialmente en verano); pujos; disentería.
  • Cólera asiático.
  • Tos causada por titilación y convulsiva; tos ferina.
  • Opresión de pecho. Asma.
  • Convulsión del pecho. Palpitaciones del corazón con accesos de angustia (también en las enfermedades orgánicas del corazón). Fiebre intermitente.
  • Enfermedades mentales. Locura (especialmente también aquella que se presenta en el curso de las enfermedades agudas, y a consecuencia de violentos accesos de dolor). Melancolía.
  • Temblor de los miembros, convulsiones, calambres; parálisis, síncopes.

Características generales de Veratrum

Eructos invencibles, sin salir nada o de sabor agrio o amargo; náuseas insoportables a veces hasta causar síncope; vómito violento, nauseas perennes, postración que obliga al enfermo a echarse, manos frías y estremecimiento en todo el cuerpo; vómito de lo que se ha comido, por poco que haya sido, o de mucosidad blanca, verde, pálida, amarillenta, a veces biliosos y de sangre; gran sensibilidad y ardor en la región del estómago, o en todo el vientre como si hubiese fuego dentro; cólico de ventosidades con ruido y estrépito en los intestinos; dolor de vientre como si hubiese cuchillos dentro, y siempre antes de la evacuación; cólicos violentos con dolor de vientre antes y después; célico con deposición de un líquido parecido a agua de arroz, junto con vómitos de lo mismo, gran postración, cara hundida, frío en las extremidades, la lengua seca, resquebrajada, pesada y torpe; voz ronca sin expresión; convulsiones dolorosas, especialmente en las piernas y supresión de la secreción de orina.

Tos provocada por titilaciones en los bronquios con eructos de vómito; tos seca, especialmente de noche o por la tarde, o accesos de tos hueca , trabajosa y expulsión difícil de esputos; falta de aliento a menudo amenazando sofocar al enfermo, y como si se estrechase el pecho y las vías respiratorias con un cordón; falta de aliento al menor movimiento y hasta cuando el paciente está sentado; opresión en el pecho, especialmente debajo del esternón y después de comer y de beber, obligando al enfermo a hacer eructos; convulsión del pecho dolorosa y constrictiva; palpitación fuerte que levanta las costillas, acompañada de falta de aliento y de accesos de una gran angustia.

Accesos de frío, seguidos de calor y sudor, con intermedios repetidos de frío y de sudor frío; sed violenta durante los calofríos, nauseas, pulso débil y gran postración en los intermedios libres de calentura; calentura con fríos y sed, sin alternar con calor, pero acompañado de flojedad de vientre, falta de fuerzas, estado tembloroso y desmayos.

Angustia indescriptible, temores excesivos e inquietudes de conciencia, sobre todo de noche, o por la mañana, cada vez que se cambia de posición para levantarse; miedo, ánimo timorato, espantadizo y taciturno, pensamientos de muerte, irritabilidad excesiva con mal genio regañador a la menor causa; accesos de rabia que se desahoga en improperios, mordiscos, esfuerzos de huir, alternando con risas, canto o silbidos; manías religiosas o amorosas.

Dolor de postración y como de molido en todos los miembros; temblor de las extremidades con movimientos repentinos, convulsivos, corno eléctricos, con una sensación de entumecimiento, de hormigueo, de frío, como si dentro hubiese agua fría, especialmente en los pies; postración como de parálisis de todo el cuerpo con inclinación a desmayos; la piel es mustia, fresca y sin tersura.

Síntomas característicos generales de Veratrum

Dolores como si el enfermo estuviese molido y apaleado, rendido de cansancio o paralizado, no pudiendo soportar el calor de la cama; que se aminoran al levantarse, y desaparecen a veces totalmente cuando el paciente pasea; las dolencias se presentan preferentemente por la mañana; dolores, calambres repentinos y convulsivos en los miembros; decaimiento general y rapidísimo de todas las fuerzas, con piel fría y pálida, pulso débil, cara lívida, azulada y hundida, con la nariz más saliente y puntiaguda que por lo regular, los bordes de los ojos son azulados, sudores excesivos, sequedad de la boca y garganta; colapso rapidísimo y desproporcionado en las varias dolencias; accesos de dolor que provocan cada vez y por corto rato, una gran excitación de ánimo hasta el delirio.

DOSIS Y TOMA DE VERATRUM

En los casos crónicos se administrará 1 gota o 3 globulillos cada 24 hasta 48 horas, y en los agudos cada 3 o 4 horas, hasta que en las amenazas de muerte inminente se dan de 1 a 2 gotas en intervalos de 1 a 1 1/2 hora.

En cuanto a la dieta, prevalecen en general las reglas comunes en la homeopatía, sólo que la índole y naturaleza de las enfermedades exigirán diferentes modificaciones; así, por ejemplo, tendrá que prohibirse el agua fría en absoluto en las diarreas de verano y colerinas , donde un solo sorbo provoca un empeoramiento sensible del mal, mientras que por otro lado ciertas manifestaciones de colapso rápido no sólo permiten el uso del vino y de otras bebidas fuertes, excitantes y alcohólicas, sino que las exigen imperiosamente.

Comentarios

Para el dolor de regla a q disolución se toma??9ch.15ch.o 30ch??

Gracias

quisiera saber cuantas gotas para la tos

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.