Cómo cuidar los órganos de eliminación

Dentro de la Medicina Natural el cuidado de los órganos de eliminación es esencial si deseamos reconstruir las defensas del organismo y llevarlo a la curación.

Si permitimos que en nuestro cuerpo se acumulen un exceso de toxinas, contaminantes, sustancias químicas tóxicas y productos de desecho, estaremos creando un terreno de cultivo ideal para las enfermedades y la degeneración de órganos y tejidos. Todo tratamiento y programa de salud que desee alcanzar el mejor estado posible de salud requiere poner especial atención a una adecuada eliminación.

La iridología nos indica cuáles son nuestros órganos y tejidos más débiles, y que es en esas áreas donde las toxinas tienden a acumularse ocasionado las condiciones propicias para la pérdida de la salud debido a infecciones, enfermedades u otras anomalías orgánicas.

Dependiendo de la constitución de cada persona, para algunos puede que sea el aparato respiratorio el más cargado; para otros, los riñones, el hígado, la tiroides, el sistema endocrino, etc.

Con el fin de evitar la acumulación de toxinas tendremos que prestar atención y cuidados especiales a aquellos sistemas que en nuestro cuerpo muestran debilidades inherentes, procurando asegurarnos que los sistemas de eliminación estén cumpliendo sus funciones de la mejor manera posible.

Cuidando los órganos de eliminación

Entre los principales órganos de eliminación a los que debemos dar atención están: el intestino, los riñones, los bronquios, la piel y el sistema linfático. Analicemos como podemos cuidar cada uno de estos órganos o sistemas.

El intestino

Se ha dicho en Medicina Natural que el intestino es el Rey. Es uno de los principales causantes de la pérdida de la salud. Para mejorar la eliminación por medio de nuestro intestino, y para que este no nos cause problemas futuros una de las mejores ayudas es tomar todos los días un cultivo de lactobacillus acidophilus.

Existen suplementos nutricionales de acidophilus que son muy interesantes para mejorar la eliminación intestinal, así como cultivos naturales como el yogur, el kéfir, etc.

Enemas o lavados intestinales. Un enema de litro y medio de agua de vez en cuando es otra gran ayuda para cuidar el intestino. Al agua que utilicemos para el enema se puede añadir el té de semillas de lino. La forma de prepararlo sería la siguiente: en el litro o litro y medio de agua que vayamos a usar para la lavativa intestinal ponemos una cucharada sopera de semillas de lino y lo dejamos hervir durante 10 minutos. Después de enfriarse el agua lo colamos y lo utilizamos para el enema.

Otro de los productos que se pueden añadir al agua del enema es un café. Esto ayudará a mejorar el estado del hígado y aliviará los dolores intestinales.

Otros productos muy interesantes para añadir al agua del enema según nuestras necesidades son: Kanne, arcilla o agua de mar (quinton hipertónico o biomaris).

Los riñones

Ni que decir tiene la importancia del cuidado de los riñones para mantener un buen estado de salud. Algunos consejos que podemos tener en cuenta para mejorar la eliminación por medio de los riñones sería:

  • Tomar antes del desayuno dos o tres vasos de agua, con una cucharadita de clorofila líquida en alguno de ellos.
  • Cepillarnos la piel cada mañana antes del baño. De esta manera ayudamos a los riñones a eliminar ácidos que de otra manera tendrían que ser los riñones los encargos de hacerlo.
  • El uso de plantas medicinales. Algunas plantas interesantes para ayudar a los riñones y mejorar su función serían: cola de caballo, perejil, gayubaestigmas de maízabedul, etc.
  • Para no irritar los riñones es preferible, si éstos son un punto débil de nuestro organismo, no consumir frutas cítricas y mucho menos si no están bien maduras.

Los bronquios

Algunas plantas medicinales útiles para el cuidado de los bronquios son: pino, tomillo, agracejo, tusilago, echinacea, eucalipto, abeto, regaliz, etc.

En casos de asma y dificultad en la respiración se puede preparar una cataplasma de cebolla, semillas de lino y cucharada de miel. Se pica la cebolla y se mezcla con las semillas de lino y la miel, y se calienta en un cazo con su propio jugo. Después se aplica sobre un lienzo y el pecho con cuidado de no quemar la piel. Se van renovando a medida que se enfríe. Este suele ser un remedio excelente para los niños con tos y asma.

También se puede preparar un jarabe a base de cebolla y miel. Se corta la cebolla en rodajas finas y se echa sobre éstas una buena cucharada de miel. Después de unas dos horas de reposo se cuela y se utiliza el

líquido según sea necesario para calmar la tos.

La piel

La piel es uno de los órganos más descuidados. Tener una piel sana es un seguro de salud. La piel recibe una tercera parte de la sangre en circulación. Además la piel necesita mucha agua. ¿Cómo podemos cuidar nuestra piel?

El cepillado de la piel. Nuestra piel puede eliminar en un día alrededor de un kilo  de desechos. Entre estos estarían cristalitos de ácido úrico, catarro y otros ácidos. Estos se expulsan más fácilmente si removemos de la piel la capa superficial ya muerta. La piel, conocida como un “tercer riñón” facilita el trabajo de los riñones.

Para el cepillado de la piel debería utilizar un cepillo de cerdas naturales y mango largo. No utilice nunca un cepillo de nailon ya que irritaría la piel. La piel debe cepillarse siempre en seco, no húmeda, todas las mañanas por dos o tres minutos, antes de baño o antes de vestirse. El cepillo debe ir en todas direcciones evitando cepillarnos la cara.

Vestido adecuado. El vestuario inapropiado puede contribuir a la aparición de enfermedades. Los vestidos o ropa inadecuada impiden que la piel “respire” adecuadamente. Debido a los hábitos impuestos por la vida social impedimos que la piel respire al aire libre tan frecuentemente como debería ser. La ropa impide que la luz del sol llegue a nuestro cuerpo por medio de baños de sol y de aire. Por lo tanto, para contrarrestar estos efectos dañinos utilice siempre prendas elaboradas con tejidos naturales: seda, algodón, lino; y evite las sintéticas. Esto debería ser tanto en su ropa interior como exterior. Recordemos que el algodón y otras telas naturales absorben de la piel las toxinas y productos de desecho. Los materiales sintéticos impiden esta forma de eliminación.

Aceites para la piel. Otra forma de nutrir la piel es utilizando aceites para la piel. El aceite de semilla de albaricoque es una maravilloso cosmético natural para la piel y especialmente para el rostro.

El sistema linfático

El sistema linfático, tal vez sea el gran desconocido para el gran público, pero lo consideramos como otra de las piezas claves para una buena salud. Las glándulas linfáticas se encuentran en las axilas, las ingles, a lo largo del cuello y la espina dorsal y en los pechos, que son las partes del cuerpo que más se mueven. El hacer ejercicio es excelente para la movilidad de la linfa. Los ejercicios en “forma de ocho” y cualesquiera otros que expriman y compriman nuestras glándulas linfáticas son dignos de tenerse en cuenta para auxiliar al sistema linfático a desembarazarse de los desechos tóxicos que acumula.

¡Ah! Las flores de malva en infusión es otro gran aliado del sistema linfático.

Conclusión

Como hemos podido analizar de forma breve el cuidado de nuestros órganos de eliminación es un objetivo a tener siempre en cuenta tanto para prevenir como cuando se han desarrollado las enfermedades. Pero no podemos olvidar que además de esto, debemos retirar de nuestra dieta todos los condimentos (irritantes para el hígado), estimulantes, tabaco, drogas, alcohol, etc.

Un baño tibio relajante junto con un masaje es siempre muy refrescante, descansador y auxiliar para la eliminación. Recuerde que debemos conservar los poros de nuestra piel abiertos y activos.

Por último, el cuidado de nuestro sistema nervioso es muy importante. Evite, por lo tanto, el estrés emocional. Y como conclusión no podemos dejar de hablar del ayuno, otro de los mejores aliados de la eliminación.

Temas relacionados
Artículos de Medicina Natural
Artículos recomendados

Comentarios

gracias por la información,
en nuestro país hay muchas plantas medicinales
que me han servido para apoyar
a muchas personas que saben que existen, ejemplo el anamú mapurite,
que es efectivo para glaucoma y cáncer ect.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.