Los traumas emocionales como causa de las enfermedades

Se calcula que de todas las personas que mueren de cáncer (colon, pulmón, próstata, mama, etc.) en Estados Unidos la tercera parte se atribuye al cáncer de colon. Pero, ¿cuántos de estos otros tipos de cáncer tienen su originen en el colon? Sabemos que el cáncer de colon es la segunda causa principal de muerte en los Estados Unidos.

No podemos saber qué tipos de cáncer tienen como originen el colon debido a que la profesión médica trata síntomas no las causas. Muchos médicos no van a buscar la causa del problema; sencillamente no tienen tiempo. De hecho, por lo general un médico no le dirá lo que necesita hacer para prevenir una enfermedad, porque ese no es su principal cometido. A veces la razón de que no le diga nada para le prevención es que no lo sabe. El ha estudiado enfermedades, no la salud.

Es el Educador en la Salud el que le dirá qué alimentos y suplementos necesita para evitar y superar enfermedades específicas y qué comer para eliminar o detener por ejemplo el estreñimiento.

Como hemos visto a veces las enfermedades tienen su origen físico en otra parte del organismo, otras veces son deficiencias químicas, pero nos surgen numerosas preguntas:

¿Por qué algunas personas están muriendo de diversas enfermedades a una edad tan temprana como los cuarenta, cincuenta, sesenta, incluso 30, o menos años? Mueren de enfermedades del corazón, enfermedades de la sangre, cáncer, enfermedades autoinmunes y la lista no acaba. Cada vez se sabe más de las causas de las enfermedades y lo que se puede hacer para evitarlas. Y cada vez se reconoce más que la muerte que producen numerosas enfermedades son el resultado de nuestro estilo de vida, de los alimentos que comemos, el agua que bebemos, el aire contaminado que respiramos, los pensamientos que tenemos, las toxinas a las que nos exponemos en el trabajo o los productos de limpieza que utilizamos en el hogar.

¿Qué es lo que hace que nos comportemos de una manera que es perjudicial tanto para los demás como para nosotros mismos afectando a nuestra salud, nuestras relaciones y nuestra vida? ¿Por qué fuma la gente cuando sabe que causa cáncer? ¿Por qué la gente bebe café cuando saben que la cafeína afecta la glándula suprarrenal, lo que finalmente conduce a su agotamiento? ¿Por qué la gente come azúcar refinado cuando se sabe que tiene efectos incalculables en la salud más allá de la diabetes? La respuesta es sencilla pero difícil de aceptar.

Los traumas y las enfermedades

El Dr. Arthur Janov da una explicación en su libro de 1996, “Why You Get Sick and How You Get Well: The Healing Power of Feelings”, al decir que toda enfermedad se origina a partir de los recuerdos traumáticos reprimidos como resultado de algún trauma en los primeros años de vida. Además nos recuerda el poder de los sentimientos para vencer nuestras dolencias.

Menciona que en los últimos treinta años ha aprendido mucho sobre los seres humanos y lo que los impulsa a actuar. Aunque pueda parecer trivial, lo que ha encontrado es una emoción única y compleja llamada amor. No el amor romántico de una novela, sino el amor fundamental, el amor de un padre para un niño. Cuando un niño carece de amor y cariño, no importa como sea la falta, crea dolor, y si ese dolor se queda alojado o integrado en el sistema, lo que a su vez provoca enfermedades físicas y emocionales más tarde en su vida.

En nuestro artículo:  Biorrespiración. Salud de la vida emocional se explica como otro autor -Desire Merien- en su libro “La Biorrespiración” nos enseña a sacar hacia fuera esas emociones o traumas para que no nos hagan daño. Personalmente he visto en la práctica lo que se explica en el libro y es sobrecogedor ver como personas gracias a esta técnica de la biorrespiracion sacan esos traumas o engramas en forma de llanto, gritos, etc., transformando y transportando a las personas de nuevo a su niñez reviviendo aquello que, sin ellos saberlo, les causó el trauma. Algunas por fin se liberaron, en otras, aunque se liberaron del trauma, el daño físico ya estaba hecho y llegaron tarde.

En conclusión, no se resigne, cambie de comportamiento, pensamiento y estilo de vida, cambie a lo que promueve la salud. Sea feliz. Desarraigue sus traumas, sus rencores, sus odios. Esto es lo que necesita para reducir o eliminar la enfermedad. Esto es lo que necesita para conseguir una sensación de bienestar en su vejez a los 80, 90, o más años de edad. La pregunta ahora es: ¿Cuántas personas están dispuestas a dedicar el tiempo y los recursos necesarios para empezar a comer los alimentos correctos, cambiar su estilo de vida, cambiar el odio por el amor? Este es el primer paso para reducir o eliminar la enfermedad. 

Temas relacionados:
Biorrespiración. Salud de la vida emocional 
¿Puede ser el pecado la causa de las enfermedades?
SaludBio. Medicina Natural. Parte 2

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.