eBook SaludBioeBooks varios SaludBio

Plantas antipiréticas - febrífugas

Las plantas antipiréticas o también conocidas como plantas febrífugas son aquellas que tienen la propiedad de calmar la fiebre. Debido a esta importante capacidad que tienen las plantas antipiréticas, solo se deben utilizar bajo la supervisión de un profesional de la salud. Tenemos que tener en cuenta que es indispensable saber cuándo conviene calmar la fiebre, pues a veces la fiebre es el resultado del esfuerzo que hace la energía vital del organismo para quemar y eliminar toxinas acumuladas.

Plantas medicinales antipiréticas o febrífugas

Son muchas las plantas antipiréticas, a continuación damos una lista de las principales.

  • Abedul (Betula alba). Su aceite esencial tiene propiedades antipiréticas por lo que se utiliza para los resfriados y gripe.
  • Agracejo (Berberis vulgaris L.). De su raíz se extrae la berberina. Es eficaz en casos de fiebres intermitentes. La limonada de sus bayas se ha usado en fiebre biliosa y tifoidea.
  • Arnica (Arnica montana L.). Planta tóxica de uso en homeopatía. Sus principios activos la hacen muy útil en fiebres intermitentes. Su tintura se utiliza contra las contusiones o traumatismos.
  • Belladona (Atropa belladona L.). Planta muy tóxica, de uso en homeopatía en casos de manifestaciones febriles de la gripe de comienzo rápido, infecciosas, o exantematosas, de aparición brusca.
  • Cálamo aromático (Acorus calamus). Se utiliza en casos de dispepsia, fiebres intermitentes, etc.
  • Cardo santo o bendito (Cnicus benedictus, L.). Se usa en casos de fiebres intermitentes ligeras, en fiebres eruptivas con atonía y en fiebres continuas.
  • Cariofilata (Geum urbanum L.). Excelente febrífugo. Se utiliza en enfermedades digestivas (dispepsias, disentería, diarreas).
  • Centaurea menor (Erythraea centaurium). Esta planta medicinal se utilizaba antiguamente como antipirético en polvo. Después fue sustituida por la quina.
  • Eucalipto (Eucaliptus globulus). Sus hojas en infusión son eficaces en fiebres intermitentes.
  • Liquen (Cetraria islándica). Puede emplearse el liquen en todos los casos en que están indicados los amargos, y entonces es febrífugo, tónico y estomacal, con la desventaja de ser algo laxante.
  • Manzanilla (Anthemis nobilis L.). Muy útil contra los resfriados, catarros de garganta y trastornos digestivos.
  • Quina (Quina Chinchona). Se usa en cocimiento al 30 por 1000 como febrífugo. Se ha usado en fiebres perniciosas, intermitentes y larvadas.
  • Sauce (Salix alba). Su contenido en ácido salicílico le confiere propiedades febrífugas o antipiréticas.
  • Simaruba (Quassia simaruba). Su infusión se utiliza en medicina natural como antipirética en fiebres continuas.
  • Tanaceto (Tanacetum vulgare L.). Se utiliza en casos de fiebres intermitentes
  • Ulmaria (Filipendula ulmaria = Spiraea ulmaria L.).  Tiene propiedades diaforéticas y antipiréticas, por lo que se utiliza en  gripes y resfriados.

Temas relacionados
Homeopatía para la fiebre
Plantas para resfriados o gripe

Libro SaludBio

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.