Una ensalada al día - La mejor prevención contra la enfermedad

Hay un famoso dicho popular que reza: “come una manzana al día y no visitarás al médico mañana”. ¡Pues imagínese si en vez de una manzana al día come una abundante ensalada grande y fresca!

El único problema que tienen las ensaladas es que no son tan populares como debieran o no se comprenden los beneficios que nos proporcionan.

En los días calurosos son mucho más apetecibles que en invierno, y por otra parte, tras un duro día de trabajo, y más si es invierno, la gente prefiere un plato pesado e indigesto a una ensalada ligera y crujiente.

Sin embargo, nutritivamente, la ensalada no sólo no tiene nada que envidiar a un plato caliente cocinado, al contrario, es más nutritivo y saludable, el problema para muchos es el gusto o la sensación de comodidad.

Pero piense, ¿prefiere que su paladar lo domine y que su salud salga perdiendo? ¿O no es mejor pensar que su ensalada es como una medicina vital para usted?

Hay otra alternativa: cambiar su actitud ante los alimentos crudos, conocer su sabor, cómo lo benefician y cómo elaborar ensaladas apetitosas.

Recuerde que en SaludBio no queremos fastidiarlo con una alimentación poco apetitosa. De hecho, si durante su comida se obliga a comer alimentos que le disgustan y se obliga a no comer los que le gustan estaría formando peligrosas tensiones, que probablemente contrarrestarían el efecto beneficioso de su dieta. La salud no es sólo dieta, también entra en juego el saber relajarse, física y mentalmente y especialmente durante la comida. Pero lo bueno de todo esto es que usted puede gozar de sus ensaladas.

Disfrute de sus ensaladas

Entendemos que la ensalada tradicional puede alejar a cualquiera. Una ensalada con lechuga mojada en agua, remolacha con vinagre, un pepino que no sabe a nada y unos cuantos tomates verdes, se le recomiendo, mejor no se lo coma. Sin embargo, una ensalada saludable, no sólo es nutritiva y preventiva de las enfermedades, sino que puede ser muy atractiva a la hora de consumirla.

Aprenda a cambiar de ingredientes

Lo primero es, después de lavar todos los ingredientes secarlos adecuadamente para que los sabores sean más intensos y no se pierdan entre el agua.

Segundo, cambie de ingredientes. No use lechuga iceberg, sino la clásica lechuga de hoja verde, larga y ancha (romana). Es mucho más nutritiva y sabrosa. Empiece a probar otros ingredientes como berros, hojas de diente de león, rábano, aguacate, manzana, remolacha roja cocida, zanahoria rallada o en trocitos delgados, etc.

Aunque lo ideal es no mezclar frutas con verduras en sus comidas, no olvide que las manzanas combinan bien con todo. De modo que añada manzana troceada en cuadraditos y con su piel. Pero si no tiene problemas digestivos, puede añadir otras frutas a su ensalada, como melocotón u otra fruta de estación. Recuerde que la fruta en una ensalada humedece y endulza la ensalada; y además la hace más apetitosa para los niños.

Las frutas secas como las pasas, ciruelas o albaricoques también le dan un toque singular que puede tener en cuenta. Los plátanos secos también son deliciosos en una ensalada. Estas frutas secas después de lavarlas si lo desea las puede poner en remojo unas horas antes de consumirlas para hacerlas más masticables.

Los frutos secos en una ensalada

Si desea hacer una comida completa añada frutos secos a su ensalada de verduras y hortalizas. Una ensalada de este tipo proporcionará todos los nutrientes necesarios para el crecimiento y reparación del cuerpo ya que son alimentos vivos. Usted puede vivir casi indefinidamente a base de ensaladas de este tipo. En cambio, el hombre no puede vivir sólo a base de carne, a menos que, como los esquimales, devore en estado crudo los órganos, riñones, hígado, corazón, etc.

Los frutos secos son lo mejor, y como son un alimento concentrado no tiene que añadir muchos a una ensalada. Por ejemplo una ensalada de verduras y hortalizas con 5 nueces troceadas o 14 almendras crudas es una comida completa.

Cómo preparar una ensalada nutritiva

La forma de preparar la ensalada es muy importante para que disfrutemos de ella y no pierda nutrientes vitales. Si los ingredientes son ricos en color, tersas en textura y todavía muy vivas mejor que mejor. Cuánto menos tiempo hayan estado en el frigorífico mejor para usted.

Corte las verduras de la ensalada en el último momento; es decir, la ensalada es lo último que se prepara en la cocina y lo primero que se consume. Preferiblemente corte las verduras con tijeras. Los vegetales y frutas con piel no se deben pelar, sólo frotar antes de su uso. Los vegetales no jugosos, como zanahorias, remolacha y nabos, se desmenuzan. Los vegetales más jugosos se cortan con un cuchillo de acero inoxidable. Si ha guardado una ensalada y necesita reanimarla, rocíela solo con el agua que pueda absorber. El exceso de agua elimina los minerales de los tejidos de las plantas. Por la misma razón, no deje a remojo en agua los vegetales cortados que vayan a formar parte de su ensalada.

Ejemplos de ensaladas nutritivas

  • Manzanas, endivias, berros y avellanas crudas troceadas
  • Coles de Bruselas ralladas, lechuga, remolacha roja rallada, pasas y nueces troceadas
  • Lechuga, cebolla, aguacate, manzana, zanahoria en trozos y almendras
  • Puerros troceados, champiñones, manzana y aceitunas negras
  • Zanahoria rallada, col, manzana roja, tomate, zumo de piña
  • Lechuga, naranja en rodajas, cebolletas, eneldo fresco troceado
  • Espinacas desmenuzadas, aros de cebolla, guisantes tiernos, pepino
  • Coliflor en trocitos, berros, aguacate, manzana, cucharada de levadura de cerveza en polvo espolvoreando
  • Hinojo troceado, tomate, endibia, con aderezo de ajo.
  • Corazones de alcachofas crudas, tomates, cebolla, lechuga y piñones crudos
  • Lechuga, aceitunas, brotes de soja, apio troceado y yogurt como aderezo
  • Lechuga, ciruela pasa troceada, pepino, pera crujiente, nueces
  • Berros, brotes de alfalfa, manzana, zanahoria rallada y cucharada de germen de trigo.

En fin, como puede ver las combinaciones pueden ser inimaginables, sólo su imaginación pone el límite.

Los aderezos y las ensaladas

Otra forma de enriquecer las ensaladas y hacerlas más apetitosas es usando aderezos. Aunque de por sí una ensalada ya debe ser muy apetitosa, sin embargo, para muchas personas, los aderezos pueden ser la clave. Tenga en cuenta lo siguiente con relación al aderezo.

Los aderezos deben añadirse antes de servir la ensalada para que esta no se reblandezca y pierda vida. Además, el aderezo, está para resaltar el sabor y textura de la ensalada, no para ocultar su sabor; por lo tanto use una cantidad mínima de aderezo.
Aderezo francés

Combinar una parte de vinagre de manzana o zumo de limón con tres parte de aceite de oliva. Sazonar. Agitar vigorosamente hasta que se mezcle.

Aderezo de ajo

Trocear bien un diente de ajo y ponerlo en un frasco con aceite de oliva y zumo de limón. Guardarlo durante unos días para que coja el sabor.

Aderezo de zumo de frutas

Puede utilizar zumo de limón, naranja, pomelo o piña (o una combinación de varios).

Aderezo de yogurt con frutas

Combinar yogur natural con su zumo de frutas favorito. Mezclar bien.

Aderezo de miel

Haga una aderezo francés, pero añadiendo algo de miel clara. Puede añadir un poco de pimienta negra molida, así como un poco de menta troceada.

Hierbas y ensaladas

Si utiliza hierbas con las ensaladas descubrirá que dan interés y colorido hasta al más simple de los ingredientes. Las hierbas estimulan el apetito y al mismo tiempo se pueden utilizar para reducir un deseo exagerado de alimentos. Además de proporcionar un sabor agradable, las hierbas se han utilizado como medicina natural, sumándose a los saludables ingredientes de una gran ensalada fresca, redoblando su efecto curativo.

Otra ventaja de las hierbas es que reducen la ingesta de sal y de especias. Reemplazando la sal, pimienta, mostaza, curry y otros saborizantes fuertes por los sabores más suaves de las hierbas, entrenará su apetito a hacer el trabajo para el que estaba destinado.

Las hierbas secas son mejores que las secas. Pero si no tiene jardín, puede tener en la cocina un macetero plantado con sus hierbas favoritas.

Entre las hierbas sugeridas para su ensalada le proponemos: hinojo, eneldo, perejil, ligústico, albahaca, ajedrea de veranos, borraja, ortigas, estregón, ajo, mejorana, melisa, menta, romero, salvia, cebollinos, tomillo, rabanitos, etc.

Conclusión

Una ensalada como le hemos preparado en este artículo es una medicina preventiva para las posibles enfermedades que puedan aparecer en el futuro. Por otra parte, cualquier persona enferma, debe consumir como su primer y principal plato una ensalada como le hemos indicado. Es obligatorio para recuperar la salud perdida. Si usted está enfermo, recuerde este dicho: todas las frutas y verduras que no consumió durante su vida se las va a tener que comer ahora día tras día durante un largo periodo de tiempo si quiere volver a estar saludable. No hay atajos, la salud hay que cultivarla y trabajarla día a día. Una ensalada no le curará de nada, pero las ensaladas junto con los licuados consumidos regularmente día tras día son herramientas indispensables para volver a la salud.

Temas relacionados:
Más de 100 consejos para una alimentación saludable
Debemos comer crudos por lo menos el 60 % de nuestros alimentos (3 comentarios)
Las leyes de curación por medio de los alimentos (26 comentarios)
Dieta para la Salud (18 comentarios)

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.