Minerales para la artritis

En el artículo anterior Vitaminas para la artritis vimos las investigaciones que se hicieron hace unos años relacionadas con la necesidad de ciertas vitaminas para mejorar los síntomas de la artritis. A continuación tratamos los minerales para la artritis y enfermedades relacionadas.

Cobre y artritis

Una importante prueba, en la cual se analizaron 240 pacientes de artritis (de ósea, de reumatoidea y de 'reumatismo') con pulseras de cobre, pulseras de placebo y sin pulseras (todos ellos fueron entrecruzados) indicó que las pulseras de cobre eran efectivas en el alivio de sus síntomas (11). La pérdida media de cobre en la pulsera fue de 13 mg por cada mes de uso. El estado de quienes usaban habitualmente pulseras de cobre empeoró al retirárseles las mismas.

En investigaciones realizadas sobre más de 1000 pacientes, se comprobó que el salicilato de cobre administrado por vía oral resultaba más efectivo, en el alivio de la Artritis Reumatoide y otros estados reumáticos, que el cobre solo (como acetato de cobre) o el ácido salicílico solo. El tratamiento más efectivo fue el de salicilato de cobre intravenoso a corto plazo (12).

Selenio y Artritis Reumatoide

En la Artritis Reumatoide, y en todos los niveles de edad, los niveles de selenio y de glutatión peroxidasa en el plasma sanguíneo fueron hallados bajos en comparación con los de los pacientes de control (13,14). Estos hallazgos representan la principal evidencia en cuanto a un posible uso terapéutico del selenio en la Artritis Reumatoide. La terapia del selenio no parece mejorar este estado, aunque los niveles en sangre de este mineral vuelven a ser normales. Por lo tanto, aunque la administración de selenio puede no conducir a una mejoría, una deficiencia seria de selenio, presente en estos estados, podría dar origen a problemas adicionales, si esta no es corregida. Por lo que se refiere a la Osteoartritis, hay una prueba clínica con selenio-ACE (144 mcg de selenio más vitaminas A, C y E) en la cual treinta pacientes con este estado en la rodilla o en la cadera fueron tratados diariamente con el producto durante 6 meses en una investigación de control doble ciego. Ambos grupos, el de placebo y el active mostraron una tendencia a la mejoría, pero no se halló una diferencia significativa entre ellos en la evaluación del dolor o la rigidez. Los autores (15) concluyen que el selenio no muestra resultar muy útil en la Osteoartritis.

Otros minerales para la artritis

Boro y artritis

Se dispone de pocas pruebas sobre la efectividad del boro en seres humanos como tratamiento de la artritis, pero las existentes son altamente satisfactorias. J.H. Hall y otros han publicado en la revista Journal of P'harmaceutical Society, en 1980 (16), que los análogos del boro con los aminoácidos (es decir, los quelados) resultan efectivos en la reducción de los síntomas de la Artritis Reumatoide. Posteriormente, en 1981 y 1984, R.E. Newnham comunicaba a la Academia de Ciencias Australiana y en la Conferencia del Grupo de Elementos de Traza, de Nueva Zelanda, respectivamente, que la suplementación diaria con 9 mg de boro producían mejorías respecto a varios criterios, en ambos tipos de pacientes artríticos (17,18). De algún modo, resulta eficaz en este aspecto al activar en el organismo las hormonas esteroides que se sabe son benéficas en el tratamiento de la artritis.

El Dr. Neil Ward, de la Universidad de Surrey, comunicaba en 1987(19) que los huesos de pacientes artríticos reumatoideos contienen niveles de boro significativamente inferiores a los hallados en los especímenes de control. Una prueba más reciente (20) arroja resultados de una prueba de control doble ciego, comparando una ingesta de 6 mg de boro al día, respecto al placebo, en el tratamiento de la Osteoartritis. Sólo 15 pacientes tomaron parte en la prueba (5 de ellos habían abandonado, por distintas razones), pero el 50% de las artritis tratadas con boro mejoraron, mientras que sólo el 10% de las tratadas con placebo dieron los mismos resultados. De entre los que completaron la prueba, el 71% mejoró mientras se le administraba boro. Esta prueba sólo era esencialmente una prueba piloto, que indicaba que la cantidad de boro administrado era una dosis segura (durante las 8 semanas de duración de la prueba) y posiblemente benéfica frente a la Osteoartritis. El boro fue administrado en forma de bórax (25 mg). Son necesarias más pruebas con mayores números de pacientes, para que el boro pueda llegar a ser considerado como un suplemento anti-artrítico.

Azufre y osteoartritis

Se le atribuye a este mineral la propiedad de ser benéfico en el tratamiento de la Osteoartritis. Se planteó la sospecha de que la deficiencia en azufre era determinante, al hallarse que el nivel de este mineral era bajo en las uñas de los pacientes con Osteoartritis. Cuando se les administra azufre coloidal o tomaban baños de azufre, estos acusan un alivio (se elevan los niveles de azufre en sangre), pero estas pruebas, realizadas durante la década de los años 30 nunca han sido reproducidas. También se ha alegado éxito en los casos de pacientes con Artritis Reumatoide (21,22).

Hierro

La suplementación con hierro en la Artritis Reumatoide es muy controvertida, con diversas evidencias en pro y en contra.

Manganeso y artritis reumatoide

La influencia del Manganeso ha sido sugerida debido a que la presencia total de este nutriente en el organismo es baja en los casos de Artritis Reumatoide, pero los niveles normales vuelven a alcanzarse cuando se inicia una terapia satisfactoria de suplementación (23). No obstante, no existen pruebas realizadas exclusivamente con manganeso.

Zinc y artritis reumatoide

Los niveles de Zinc se reducen en los pacientes con Artritis Reumatoide, pero no muestran relación alguna con la severidad de la enfermedad. En años recientes se han realizado cuatro pruebas utilizando zinc en la Artritis Rtrouinatoide, dos positivas y dos negativas. En un estudio sobre la artritis psoriásica, los dolores articulares se redujeron significativamente después de una ingesta diaria de 220 mg de sulfato de zinc, 3 veces al día, durante 6 semanas. Posteriormente se observó mejoría en la rigidez matinal y en el estado general. Aunque los síntomas artríticos se atenuaron, no se logró ningún efecto en cuanto al problema de la piel (24). En la segunda investigación positiva, a 12 pacientes que eran resistentes a otras terapias se les administraron 150 mg de zinc elemental al día, durante 12 semanas mientras que a otros 12 sólo se les administró un placebo. Después, todos ellos, los 24 recibieron zinc durante 12 semanas más. El tratamiento con este mineral determinó mejorías significativas en la hinchazón de las articulaciones, la rigidez matinal, en el tiempo transcurrido para poder andar y en los síntomas subjetivos (25).

Otras dos investigaciones han demostrado que la mejoría, cuando la hay, es poca. La primera, en la cual a 22 pacientes con Artritis Reumatoide se les administró 220 mg de sulfato de zinc 3 veces al día, o placebo, durante 6 meses. Aunque se observó una mejoría subjetiva durante este período en 6 pacientes, fue seguida de un empeoramiento (26) cuando la terapia con zinc fue interrumpida. En la segunda prueba no se obtuvo respuesta alguna al zinc (27). Se ha sugerido que el zinc puede producir mejorías al reducir los altos niveles de cobre que se sabe existen en muchos pacientes que padecen artritis (28).

Fuente: DR. Leonard Mervyn - LAMBERTS

REFERENCIAS

  • 11. WALKER. W.R. y KEATS, D.M. An investigation of the therapcutic valor of the 'copper trtacelee. Dermal assimilation uf copper in arthritichteumatoid conditions. Agents and Actions. 6. 454. 1976.
  • 12. SORENSON, J.R.J. y HANGARTER, W. Treatment of rheumatoid and degeneran,: diseascs with copper eomplexes: A review with emphasis un copper-salicylate. Inflammation 2.217. 1977.
  • 13: JOHANSON, V. y otros. Nutritional status in girls with juvenile chmnic arthritis. Human.Nutr: Clin.Nutr. 40C. 57, 1986.
  • 14,- TARE'. V. y otros. Low selenium leveLs in severo rheumatoid arthritis. Scand.J.Rheumatol. 14, 97, 1985.
  • 15, HILL, J. y BIRD. H.A. Failure of Selenium-ACE lo improve osteoarthritis. Br.J.Rhewnatol. 29.21!, 1990.
  • 16. HALL, J.H. J.Pharm.Soc. 69. 1025, 1980.
  • 17, NEWNHAM, R.E. en 'Trace Element Metabolism in Man and Animals-'4 editor J. McC.Howell. J.M. Gowthorne y C.L. White. Aust unan Acad.Sci. Canberra. 1981, p.400-402.
  • 18. NEWNHAM. R.E. 'Boron is essential - it corrects and preven,: arthritis'. Presentado en New Zealand Trace Element Group. Massey University, Palmerston Nortkikilt*Zealand. 7-8 Agosto, 1984.
  • 19. WARD, Ni. J.RadioalialyiNuc.Chem. Artículos 110 (2). 633. 1987.
  • 20. TRAVERS. R.L. y otros. Boron and Arthrins: the result oí a doublehlind pilot study. iNutr.Med. 1. 127, 1990.
  • 21. NEL1GAN. A.R. y SALT, H.B. Sulphur in rheumatoid arthritis. Lance) 2.2181. 1934.
  • 22, WOLDENBERG. S.C. 'The tn:atment of arthrits with col loidal sulphur. J.SoutheroMed.Asoc. 28. 875, 1935.
  • 23. COTZIAS, G.C. y otros. Slow turnover of manganese in active rheumatoid arthritis and acceleration by prednisone. J. Clininvest. 47, 992. 1968.
  • 24. CLEMMENSEN. 0.). y otros. Psoriatic arthritis treated with oral zinc sulphate. Brit.J.Dermatol. 103, 411. 1980.
  • 25: SIMK1N, P.A. Oral zinc sulphate in rhcumatoid arthritis. Lance) 2, 539, 1976.
  • 26. RASKER, .1.1. y KARDAUN, SIL Lack of heneficial effect of zinc sulphate in rheumatoid anhritis. Scand.J.Rheumatol. I I. 168, 1982,
  • 27. JOB, C. y otros. Zinc sulpham in the tmatment of rheumatoid arthritis. Arthritis Rheum. 23. 1408, 1980.
  • 28. PFEIFFER. C. Zinc and other mieronutrients. Kens Publishing, 1978. p.51.

Temas relacionados
Artritis (artritis reumatoide). Tratamientos y Remedios de Medicina Natural (237 comentarios)
Artritis y enfermedades Reumáticas. Tratamientos y Remedios de Medicina Natural (12 comentarios)
Vitaminas para la artritis
Extracto de mejillón verde para la artritis

Comentarios

donde puedo comprar en Costa Rica, la pulsera de cobre para la artritis

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.