El hierro: Propiedades, síntomas y causas de carencia

Propiedades del Hierro

El hierro es uno de los minerales más indispensables para nuestra vida. Sus oxidaciones y reducciones sucesivas bajo la forma de hemoglobina en nuestra sangre es la función fisiológica conocida como respiración. Entre sus principales funciones están:

- El hierro integra la molécula de homoglobina (pigmento transportador de oxígeno de nuestros glóbulos rojos).
- Forma parte de enzimas (indispensable para los procesos biológicos del organismo)
- Participa en la inmunidad.
- El hierro es necesario para el correcto funcionamiento del sistema nervioso.
- A través de múltples interacciones posibilita el crecimiento y desarrollo normal durante la infancia.

Causas de la falta de hierro

- Alimentación pobre en hierro que no cubra las necesidades individuales, como por ejemplo en el vegetarianismo puro.
- La cantidad liberada de hierro férrico contenido en los alimentos y convertida en hierro ferroso sea insuficiente.
- Deficiente absorción intestinal motivada desde una inadecuada producción de ácido clorhídrico o una deficiencia de vitamina C.
- Grandes pérdidas de sangre asociadas a partos, accidentes, intervenciones quirúrgicas, donaciones de sangre, menstruaciones prolongadas.
- El incremento de las necesidades de hierro en determinadas etapas y circunstancias como durante el desarrollo y crecimiento en la infancia, la pubertad de las mujeres, el embarazo y la lactancia, personas convalecientes, deportistas de alto rendimiento y personas mayores.

Trastornos por falta de hierro

Entre algunas de las alteraciones que se pueden presentar están:
- La piel seca y marchita.
- Las rágades tórpidas en las comisuras de la boca.
- Trastornos en el desarrollo de los dientes.
- Trastornos tróficos en las uñas.
- Caída del cabello.
- Hemorragias de la mucosa bucal y faringe, etc.
 

El requerimiento de hierro se establece entre unos 15 o 24 mg. diarios. Estos requerimientos deben ser aumentados cuando nos referimos a las mujeres debido a la menstruación, en caso de embarazo y lactancia para evitar posibles anemias.

El hierro contenido en los alimentos sólo es absorbido en un diez por ciento, cuando las condiciones son muy favorables. Si las necesidades férricas del organismo están cubiertas, éste no se asimila ni se almacena, así pues la ingestión de hierro nunca puede ser perjudicial.

Deficiencia de Hierro y las Mujeres

Al continuo desgaste que sufren las reservas de hierro que existen en el organismo, se añade la propia fisiología asociada al sexo: en el hombre, las pérdidas de hierro equivalen a cerca de 1 mg/día y en la mujer en edad fértil, a cerca de 2 mg/día. Estas pérdidas de hierro se deben a descamación celular del tracto digestivo y a las pérdidas de sangre durante la menstruación en el caso de la mujer.

Según la Sociedad Española de Nutrición Básica y Aplicada, la deficiencia de hierro, precursora de la anemia ferropénica (o anemia por bajo hierro), es la más común de todas las enfermedades por deficiencia nutricional y la causa más común de anemia en niños y mujeres de edad fértil. Las mujeres adultas tienen cantidades de hierro almacenadas mucho más bajas que los hombres, mientras que por otro lado los consumos de hierro medianos de la mayoría de las mujeres son menores que los requerimientos alimentarios recomendados, en tanto que en los varones sobrepasan estos últimos.

Principales indicaciones del hierro como complemento alimenticio

Alcoholismo, lombrices, asma, anemia, nefritis, leucemia, menstruación abundante, anemia perniciosa, envejecimiento, cáncer, etc.

Fuentes principales de hierro en los alimentos

Los vegetales de hojas verdes, las zarzamoras silvestres, la harina de soja, la soja, las cerezas negras, la yema de huevo, el hígado, el caldo de cáscaras de patatas, el trigo integral, el perejil, la chirivia, las espinacas, las acelgas, el queso oscuro de cabra, las alcachofas, los espárragos, el té de ortigas, el puerro, la cebolla blanca, los alimentos hechos con centeno integral, y los tallos y hojas de los vegetales, patatas, legumbres secas, frutos secos, higos, remolacha roja, ciruelas pasas.

Los licuados de remolacha roja cruda, perejil, apio, manzana roja y zanahorias son otra fuente de hierro.

Otra forma de tomar hierro es en suplementos nutricionales como con un Megamineral o tomando hierro aminoquelado. Estos están indicados principalmente en deficiencias férricas debido a anemias, convalecencias, menstruaciones abundantes, embarazo, lactancia y edad de crecimiento. Estados carenciales o subcarenciales de hierro, que suelen acompañarse de astenia o debilidad general. Tercera edad.

Resumen de las principales fuentes de hierro

Polvo de cacao, concentrado de tomate, hígado de cordero, harina de soja, copos de salvado, bistec, pasta integral de trigo, albaricoques secos, soja, alubias, arroz silvestre, sardinas en conserva, alubias blancas, higos secos, pechuga de pollo, alubias cocinadas, leche de soja, grosellas negras, etc.

Temas relacionados
Anemia. Tratamientos

Artículos sobre otros minerales:

Comentarios

bien informado,pero...que usen imagenes.

esta perfcta la informacion pero en que cantidades se puden aplicar cuando es inyectyable?

En esta nota hay afirmaciones erroneas y que pueden llevar a la muerte. El exceso de hierro es malisimo para la salud. De hecho existe una enfermedad hemocromatosis. Decir que el hierro se usa en casos del alcoholismo, si el paciente sufre de exceso de hierro es llevarlo directo a la muerte ya que el aclohol, por alguna razón aun no estudiada potencia la absorcion del hierro y lo acumula en el higado lo que puede llevar a la cirrosis

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.