eBook SaludBioeBooks varios SaludBio

El calcio: Propiedades y funciones. Síntomas de exceso o déficit

El calcio es el mineral más abundante en el organismo. En un adulto de 1.000 a 1.500 g. es calcio, constituyendo el 1,6% del peso total del cuerpo.

Además de estar presente en los tejidos sólidos, el calcio se encuentra en el plasma sanguíneo, los líquidos intersticiales, en el líquido cefalorraquídeo y muy poco en el interior de las células.

Dentro de los tejidos el calcio se haya combinado con el fósforo en forma de fosfato tricálcico dando así solidez a los huesos; y combinado con el flúor en la forma de floruro cálcico en los tejidos conjuntivos y fibrosos: periostio, esmalte dental, tendondes, epidermis, cristalino, etc.

Propiedades del calcio

  • Su papel principal consiste en la construcción de los huesos junto con el fósforo y el magnesio.
  • El calcio participa en la coagulación de la sangre como factor de coagulacion.
  • El calcio participa también en la excitabilidad neuromuscular. Transmisor del impulso nervioso en las fibras sensitivas y motoras 
  • El calcio contribuye al ritmo cardíaco, reforzando la contracción del miocardio
  • Permeabilidad de la membrana celular, como activador de numeroso sistemas enzimáticos. 
  • El calcio es cicatrizante del cuerpo.

Todos los tejidos necesitan calcio si ha de llevarse a cabo alguna cicatrización. El princi­pal servicio que el calcio proporciona es el de formar los huesos y los tejidos del corazón.

Necesidades de calcio diarias

Los requerimientos de calcio se cifran entre los 0,5 g y los 1,5 g diarios, dependiendo del sexo, edad, estado, etc. Como pauta recomendad en la actualidad, se considera idónea una ingestión de 800 mg. para la persona adulta.

Eliminación del calcio

La eliminación diaria del calcio varía entre 0,32 g y 0,73 g en todas las edades y sin restricción dietética. Entre 0,12 g y 0,35 g por día son excretados por la orina como fosfatos de calcio; el resto se elimina de igual modo por las heces. Por la transpiración. La lactancia representa una pérdida importante de calcio. La mujer que amamanta debería tomar, según algunos autores, entre 2 y 3 gramos de calcio al día.

Causa de absorción y eliminación del calcio

La absorción y eliminación del calcio está influenciada por múltiples causas, entre las que destacamos:

  1. La reserva cálcica.
  2. El balance ácido básico.
  3. Niveles de magnesio y sodio.
  4. La acción de varias hormonas (como la tiroides y paratiroides).

El fósforo actúa de forma sinérgica con el calcio, y de forma antagónica con el sodio y el magnesio.

Existen también causas externas que alteran en un sentido u otro la asimilación del calcio. Así por ejemplo, el calcio contenido en las verduras en forma de oxalato es prácticamente nulo, así como una alimentación rica en salvado y avena reduce su nivel de calcemia y por el contrario la ingestión de coles aumenta dicho valor.

Déficit de calcio en el organismo

Si el nivel sanguíneo de calcio es inferior a 90 mg/l. surgen diversos trastornos.

Desde el punto de vista óseo:
Es un síntoma característico en los estados de raquitismo y osteomalacia, retraso en el crecimiento, osteoporosis y todos los síntomas de descalcificación.

Desde el punto de vista neuromuscular
- Tetania: sensaciones musculares anormles (hormigueos, comezón, entumecimiento). Los trastornos atribuidos a la tetania son varios.
- Trastornos nerviosos: tendendia a la angustia, agresividad, insomnio, dolores de cabeza; trastornos de las faneras (uñas, cabellos).
- Contracciones, a veces convulsiones, calambres, etc.
- El déficit de calcio en los músculos lisos produce tendencia a la atonía (por ejemplo del estómago o vesícula biliar).
- En los tejidos musculares el calcio desempeña distintos papeles: mientras que en el músculo voluntario la adición de calcio disminuye las contracciones, en el músculo liso su presencia aumenta el número de las mismas.
- En el tejido sanguíneo, un nivel bajo de calcio se traduce en una deficiente coagulación de la sangre al impedirse el paso de tromboquinasa a trombógeno o el paso de la protrombina a trombina.

Síntomas de hipercalcemia (exceso de calcio)

Si el nivel de calcio en sangre supera los 105 mg/l. se pueden producir los siguientes trastornos:

  • A nivel de los riñones: Poliuria (cantidad excesiva de orina); aumenta la eliminación de potasio.
  • A nivel digestivo: pérdida de apetito, vómitos, estreñimiento, dolores en el epigastrio
  • A nivel nervioso: fatiga psíquica y física, debilidad muscular, somnolencia.
  • A nivel cardiaco: palpitaciones (taquicardias)
  • A nivel general: los tejidos se calcifican, en especial las arterias, córnea, conjuntiva, articulaciones, etc.

Principales indicaciones del uso del calcio como suplemento alimenticio

Artritis, artrosis, hipertensión, trastornos de los dientes y encías, fracturas, osteomalacia, osteoporosis, raquitismo, enfermedad celíaca, calambres, tetania, epilepsia, insomnio, enfermedad de Parkinson, síndrome premenstrual, problemas de uñas, envejecimiento, fibre, quemaduras solares, etc.

Fuentes de calcio

La leche cruda de cabra y cualquier vegetal fresco. Todos los granos naturales, no refinados, tienen un alto contenido en calcio. La col cruda contiene mucho calcio. Todos los jugos de vegetales ayudan a introducir este mineral en nuestro organismo. Una de las mejores cosas que sabemos que contribuyen a fijar el calcio en el cuerpo es el empleo de un caldo de vegetales en forma de polvo: una cucharada mediana en un vaso de leche cruda. Y una de las mejores maneras de regular el calcio que haya dentro del cuerpo es mediante el uso de aceite de hígado de bacalao. Entre los frutos secos la almendra es otra excelente fuente de este mineral. El trigo y el sésamo son excelentes fuente de calcio. Los quesos también son fuente de calcio.

Resumen de las principales fuentes de calcio

Queso, sardinillas en conserva, leche, tofu, frijoles negros, alubias pintas, chocolate, verduras de primavera, melaza, espinacas, semillas de sésamo, salmón, queso fresco, naranja grande,  pan integral y blanco, almendras, etc.

Tema relacionado: Osteoporosis y Menopausia

Artículos sobre otros minerales:

Libro SaludBio