Cómo controlar los niveles de azúcar de forma natural

El problema del azúcar

El azúcar es el principal culpable del desarrollo de la hipoglucemia y la diabetes. Mientras que el azúcar proporciona una energía temporal al organismo, comiendo con demasiada frecuencia azúcar, se ejerce una presión en los órganos y glándulas que regulan los niveles de azúcar. Si usted no tiene hipoglucemia o diabetes, o si rara vez disfruta del azúcar, el páncreas podrá manejar sin problemas los dulces que se coma de vez en cuando; pero si con frecuencia come azúcar, el páncreas puede ser extremadamente sensible al azúcar y reaccionar de forma exagerada, inundando su cuerpo con insulina, lo cual puede producir que el azúcar en sangre caiga en picado. A su vez esto activa las glándulas suprarrenales y avisan a su hígado para que libere la glucosa que se ha almacenado como combustible de emergencia lo que hará que una vez más el azúcar inunde su torrente sanguíneo. Si esto sucede muchas veces, el páncreas puede finalmente darse por vencido y dejar de producir insulina, o sus células pueden volverse resistentes a la insulina y la hipoglucemia puede transformarse en diabetes.

La mayoría de las mujeres estadounidenses comen alrededor de 36 kg de azúcar por año, así como grandes cantidades de hidratos de carbono refinados como la harina blanca, que se convierte fácilmente en glucosa en el organismo. Incluso si usted no añade azúcar a los alimentos, aún puede tomarlo en grandes cantidades si su dieta contiene una gran cantidad de alimentos procesados. Obviamente, los postres y los dulces contienen mucha azúcar, pero otros alimentos como aderezos para ensaladas, salsas para pasta, etc. también contienen normalmente grandes cantidades de azúcar. El azúcar está oculto en los alimentos en muchas formas y se utiliza a menudo de más de una forma en los alimentos procesados.

Para ayudar a restaurar los niveles saludables de azúcar en la sangre no abuse de todas las formas de azúcar diferentes que existen, incluyendo la sacarosa, glucosa, maltosa, jarabe de maíz, miel, jarabe de arce, malta de cebada, y la melaza. Aprenda a disfrutar de la dulzura de las frutas frescas sin procesar y de las verduras dulces como el ñame, zanahoria y calabaza de invierno. Es cierto que renunciar a los edulcorantes concentrados puede ser difícil al principio, pero usted encontrará que sus deseos de azúcar disminuirán en unas pocas semanas.

Lo que no debe comer

Otros alimentos que interfieren con los niveles saludables de azúcar en la sangre incluyen los carbohidratos refinados como el pan y las pastas de harina blanca y arroz blanco, que se descomponen rápidamente en azúcares simples en el cuerpo. Estimulantes como la cafeína ofrecen una explosión temporal de energía, pero si estresamos a las glándulas suprarrenales ponemos en peligro su capacidad para normalizar el azúcar en la sangre. El alcohol también interfiere con la estabilidad de azúcar en la sangre, ya que dificulta la capacidad del cuerpo para utilizar la glucosa y estimula la liberación de insulina, que provoca que el azúcar en sangre caiga en picado.

La fibra soluble y lo que sí debe comer

Para ayudar a mantener estables los niveles de azúcar es fundamental comer una dieta en fibra, especialmente de fibra soluble, lo que ralentiza la digestión y absorción de hidratos de carbono e impide un rápido aumento en los niveles de azúcar en la sangre. La fibra soluble mantiene al páncreas sin la necesidad de secretar mucha insulina, mejora la sensibilidad de las células a la insulina y mejora la utilización de glucosa por el hígado, lo que evita que los niveles de azúcar permanezcan demasiado alto. El tomar al menos de 35 a 50 gramos de fibra cada día sería excelente. Las legumbres, granos enteros, nueces, semillas, verduras y frutas son excelentes fuentes de fibra; y especialmente de fibra soluble lo son las legumbres, el salvado de avena, la mayoría de las hortalizas, las manzanas y las peras.

Coma carbohidratos en su estado natural siempre que sea posible, porque el contenido en fibra ayuda a retardar la absorción de los azúcares naturales que contienen los hidratos de carbono. Por ejemplo, comer una manzana es mejor que beber el jugo de manzana. Para ayudar a equilibrar los niveles de azúcar, tome de una a tres cucharaditas de un suplemento de fibra añadida a un vaso de agua dos veces al día antes de las comidas.

La proteínas y los niveles de azúcar

Las proteínas también son esenciales para el buen funcionamiento de las glándulas suprarrenales, el páncreas y el hígado y evita los antojos de alimentos altos en carbohidratos. Puesto que la proteína no estimula la liberación de insulina como lo hacen los carbohidratos ayuda a estabilizar el azúcar en sangre. Para obtener la máxima estabilidad de azúcar en la sangre, puede comer unos 50 gramos de proteína entre el almuerzo y la cena. Cantidades moderadas de grasas saludables son también esenciales para ayudar a mantener los niveles de azúcar y proporcionar una sensación de saciedad, lo que ayuda a reducir los deseos de carbohidratos. Nueces y semillas, aguacate, aceite de oliva y aceite de linaza son buenas fuentes de grasas que mejoran la salud.

Cuándo comer

Comer frecuentemente y en pequeñas cantidades es una buena estrategia para la estabilización de los niveles de azúcar. Evite saltarse las comidas, o estar por más de dos o tres horas sin comer. Adquiera el hábito de comer en horarios regulares, debido a que su cuerpo funciona mejor con un horario regular. Planee tres comidas al día, además de un aperitivo a media mañana y a media tarde. En estos aperitivos puede incluir una pequeña cantidad de proteína o de grasa para ayudar a mantener la glucemia estable; por ejemplo, una manzana con algunas almendras, unas galletas con un poco de tofu, o trocitos de zanahoria con unas pocas nueces.

Suplementos nutricionales para controlar los niveles de azúcar

Los suplementos que son especialmente útiles para el equilibrio de azúcar en la sangre incluyen el cromo, un mineral que es esencial para el buen funcionamiento de la insulina. Tome 200 a 600 microgramos de picolinato de cromo al día. Para ayudar a fortalecer las glándulas suprarrenales, tome 2.000 miligramos de vitamina C al día en dosis divididas, y un multivitamínico de alta potencia, que contenga minerales y que proporcione de  50 a 100 miligramos del complejo de vitamina B.

Temas relacionados
Diabetes Mellitus. Tratamientos y Remedios de Medicina Natural (4 comments)
Diabetes tipo 1. Síntomas
Diabetes y Homeopatía (8 comments)
Diabetes. Síntomas y causas (5 comments)
Dieta para la Salud (15 comments)

Comentarios

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.